20 Abr, 2019 por

Alerta: Policía y Gendarmería actuaron en un caso de secuestro virtual en nuestra ciudad

Imagen Ilustrativa

 

Según relataron los protagonistas a Lacar Digital, el hecho mantuvo en vilo a toda la familia el día 19 a las 6 de la mañana en el barrio Vega San Martín. Según pudieron expresarnos el intento de estafa se dio con un llamado telefónico «siendo las 6:50 am aproximadamente, estábamos durmiendo mis padres, mí hermanito y yo, cuando de repente golpean fuertemente la puerta bajo la voz de policía».
«Mi papá se asoma por la ventana al lado de la puerta atendiendo y sólo se veía sólo una persona (era aún de anoche) que al parecer sería policía» y continúo «pregunta quién vivía allí, que necesitaban saber si se encontraba «X» persona (mí mamá) y que querían entrar a casa (de manera muy decidida, era inminente). Querían ver quién estaba y cómo estábamos a lo que escucho a mí papá atina a abrir la puerta. Voy yo (hijo mayor) a preguntar el motivo su proceder, que quién era y en ese momento veo más policías en nuestro patio y aparecen familiares que con cautela preguntan por mí mamá y que como estábamos» narró el joven.
«Paso a explicar el porqué de esta situación: resulta que aproximadamente a las 06:15 am habían llamado a mí tío y luego a mí abuelo diciendo «pa me tienen secuestrada» (una voz femenina llorando) y luego una voz masculina le dice que su hija estaba «secuestrada» y pidiendo dinero por rescate (secuestro extorsivo). En ese llamado como primera reacción dio el nombre de una de sus hijas y quiénes estaban al otro lado del teléfono lo usaron. La distancia entre él y la presunta persona secuestrada viven a una distancia de 15 minutos. Se ponen todos muy nerviosos, pues mí tío había recibido hace unos minutos una llamada diciendo «pa, me robaron» a lo que él creyó era alguna especie de chiste y dijo equivocado porque no tiene hija, pero post llamado a mí abuelo relacionó (por motivos emocionales que era la voz de mí mamá quién estaba «en realidad» pidiendo ayuda). Intentan comunicarse telefónicamente con nosotros sin resultado alguno» y agregó «es así que concurren mí abuelo y más familiares a la Comisaría 43, y minutos después se suma Gendarmería Nacional al procedimiento. Comienzan las tareas pertinentes en estos casos, realizaron un despliegue policial enorme hasta mí casa para cubrir la zona, pues aparentemente había un rehen en mí casa, mí mamá, siendo a esa hora aún de noche». expresó.
«Entonces una vez que policía tocó la puerta con fuerzas intenciones de ingresar atenta la riesgosa situación, y finalmente con nuestro permiso (divisamos a nuestros familiares) corroboraron que estábamos todos bien y había sido el famoso cuento del tío, que nos explicaba la policía que en otras ciudades grandes es común hacerlo a altas horas de la noche, momentos en que en general las personas duermen y que ante un llamado de este tipo tiende a ser irracional y juegan fuertemente con las emociones».
Fue una situación extremadamente desesperante para todos, toda una familia en un estado de nerviosismo por todos los indicios de veracidad de la situación» relató el vecino.
«Queremos felicitar a la Policía y Gendarmería por su amplio despliegue (la casa estaba toda cubierta de agentes de la fuerza, calles cortadas) y su rápido pero cauteloso actuar en esta difícil situación que hasta el último segundo no se sabía sí era real o no el secuestro» Finalizó a Lacar Digital.
Lo sucedido no sólo fue un secuestro virtual sino que es llamativo que sucedan estos casos en nuestra localidad. La familia alerta a todos los vecinos que en caso de que les suceda lo mismo, se dirijan a a comisaria más cercana a realizar la denuncia.