13 Mar, 2019 por

Caso Aigo: Argentina y Chile conformaron unidades especiales para buscar a Salazar Oporto y Cortéz Torres

 

En el acto conmemorativo por el aniversario de la muerte del policía José Aigo, hace días atrás, participaron familiares, hombres y mujeres de la Policía de Neuquén junto al jefe de la fuerza Rubén Tissier, autoridades del gobierno provincial y municipal, el fiscal jefe de la Cuarta Circunscripción judicial Fernando Rubio y el fiscal del caso Manuel González, entre otras autoridades.

 

En Junín de los Andes Gerez indicó que “la búsqueda de los sospechosos está activa”, y remarcó “para el Ministerio Público Fiscal encontrarlos es una prioridad”. Añadió que “estamos trabajando con todas las fuerzas del país para obtener información”, además de “unificar el trabajo con las fuerzas de seguridad y la fiscalía de Chile”.

 

Asimismo, el jefe de los fiscales puntualizó que “hemos logrado conformar con la Policía provincial un equipo especial para buscar exclusivamente a Salazar Oporto y Cortéz Torres, que trabaja sólo con esa función. Y la misma decisión de armar una unidad especial de búsqueda la tomaron las autoridades policiales y judiciales chilenas”.

 

En forma previa al acto, el fiscal general mantuvo una reunión con familiares de Aigo. En ese ámbito detalló diversas medidas tomadas en los últimos meses en el contexto de la investigación penal que depende del Ministerio Público Fiscal.

 

El año pasado el fiscal general había anunciado que el Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso una recompensa de 3 millones de pesos para quienes ofrezcan información que permita capturar a Jorge Antonio Salazar Oporto y Alexis Alfredo Cortés Torres. Ambos, de acuerdo a la investigación del Ministerio Público Fiscal, son los responsables penales del homicidio del policía neuquino.

 

Estos fondos fueron asignados mediante resolución ministerial de la titular de la cartera nacional, Patricia Bullrich, y están destinados a aquellas personas que sin haber intervenido en el hecho delictual, brinden datos útiles que sirvan para dar con la aprehensión de Salazar Oporto (1,5 millón de pesos) y de Cortes Torres (1,5 millón de pesos).

 

Durante  el acto en Junín de los Andes, el jefe de los fiscales indicó que la recompensa continúa vigente junto a la ofrecida por parte del gobierno de la provincia de Neuquén, de 850 mil pesos por cada sospechoso.

 

Los dos sospechosos del homicidio permanecen prófugos. Ambos son ciudadanos chilenos con pedido de captura internacional. Según la investigación penal, el 7 de marzo del 2012 en la madrugada asesinaron a balazos a Aigo, quien tenía el rango de sargento ayudante. El efectivo de la fuerza policial, junto a un compañero que sobrevivió, fueron atacados durante un control de rutina en el paraje Pilo Lil, luego de detener la camioneta en la que viajaban los sospechosos.