19 Sep, 2019 por

Caso López: acusaron al sospechoso por el femicidio y quedó detenido

 

El fiscal jefe Juan Agustín García acusó hoy a A. E. E por el femicidio de Laura López y pidió que quede detenido con prisión preventiva por un plazo de seis meses.

 

La formulación de cargos la hizo al mediodía, durante una audiencia en la Ciudad Judicial. Planteó que en la madrugada del viernes, alrededor de las 3.40 y en Plottier, el acusado pasó a buscar a la víctima por su casa y fueron hacia la casa de él. En el inmueble, la abusó sexualmente.

 

Luego, con el objetivo de lograr impunidad en torno a esa conducta, la agredió físicamente con un elemento romo en la parte frontal de la cabeza, lo cual probablemente le haya provocado la muerte. Y seccionó el cuerpo de la víctima para luego dirigirse a la zona conocida como paraje China Muerta. Los restos los arrojó al río Limay, en un sector denominado Los Espigones. El domingo 15 de septiembre, pescadores los encontraron en ese área.

 

El delito que el fiscal jefe le imputó fue homicidio doblemente calificado por haber sido perpetrado contra una mujer mediando violencia de género y para procurarse impunidad (criminis causa), en concurso real con abuso sexual con acceso carnal (artículos 80, incisos 7 y 11, 119 tercer párrafo, 45 y 55 del Código Penal).

 

El fiscal jefe pidió que A. E. E quede detenido con prisión preventiva por seis meses. Argumentó que existe riesgo de fuga y de entorpecimiento.

 

Tanto al delito atribuido, como al pedido de prisión preventiva, adhirió el abogado querellante que representa a la familia de la víctima.

 

Durante la audiencia, el fiscal jefe también resaltó que el delito atribuido al acusado, prevé una pena de prisión perpetua. Y especificó que por la pena prevista, el juzgamiento debería realizarse mediante un juicio por jurados.

 

Entre la prueba para sostener la acusación, mencionó restos de sangre hallados en la parte trasera de la vivienda donde vive el imputado y que fueron lavados; cruces de llamadas telefónicas entre el acusado y la víctima; ubicaciones de ambos brindadas por las antenas telefónicas y que los posiciona en los lugares donde se desarrollaron los hechos; y lesiones en una mano que tiene el imputado compatibles en tiempo con la fecha en la que ocurrió el femicidio.

 

“La evidencia reunida por el Ministerio Público Fiscal en conjunto con la Policía de Neuquén y el personal de criminalística, es suficiente para que se tengan por formulados los cargos”, planteó el fiscal jefe.

 

La jueza de garantías que dirigió la audiencia, avaló la formulación de cargos. También el pedido de prisión preventiva efectuado por el representante del Ministerio Público Fiscal por seis meses.

 

Durante la audiencia, el fiscal jefe estuvo acompañado por la asistente letrada Lucrecia Sola, el asistente letrado Bruno Miciullo, y las fiscales del caso Sandra Ruixo, Eugenia Titanti y Carolina Mauri.