6 Oct, 2019 por

Christian A. Müller: “la Ozonoterapia me dio una mejor calidad de vida”

 

Christian es paciente desde febrero de este año, es un conocido profesor de Golf y ex Campeón Argentino de Golf en el año 1986 “Cuando era joven fui jugador, donde me pude coronar como campeón argentino en el 86′ y al poco tiempo me hice profesional de mi tan amado deporte.  He vivido en Alemania unos 25 años donde me formé como instructor teniendo mi academia en el mismo club por muchos años” manifestó.

 Luego de dos accidentes automovilísticos, Christian comenzó con diversas intervenciones en algunas partes de su cuerpo, intentó todo para sobrellevar los dolores y relató que cada vez eran peores “tuve dos accidentes automovilísticos. Con el tiempo empezaron los dolores de las secuelas de 4 operaciones de rodillas y una muñeca comprometida. Sumando a esto muchísimos gestos técnicos durante las clases que daba a mis alumnos.  Comencé a tener sesiones de masajes de todo tipo, quiroprácticos, kinesiólogos y acupuntura. El dolor iba y venía, disminuía y acrecentaba. Cuando me hice una resonancia magnética, me enteré que tenía hernias de disco en L3-L4 y L4-L5, que es en la parte baja de la columna. El dolor era peor cada vez” remarcó.

 Es así que investigando logró enterarse de ésta terapia alternativa “un doctor amigo mío me dijo que en Bariloche existía una terapia médica alternativa llamada OZONOTERAPIA. Me tomé el tiempo de evaluar mis tiempos y disponibilidades económicas y lo dejé estar. Seguí tomando mis pildoras de antiinflamatorios, haciendo Pilates y cursos de elongación para poder levantarme cada mañana. Luego me entero a través de una alumna que en San Martín de los Andes habían abierto un consultorio de Ozonoterapia: OZONIA, dije ésta es la mía, llamé y pedí un turno. Jeremías el administrador, me apuntó un turno y a los pocos días inicié.  Mi primer turno fue un sábado a la mañana, temprano porque desde ahí me tenía que ir a trabajar. Me atendió la Dra. Samanta Chiandussi “ afirmó Christian Müller.

Durante el tratamiento, Christian expresó “la primera sesión fue con 4 pinchacitos que ni los sentí. Yo me hacía la cabeza que me inyecten ozono en la espalda iba a ser todo un tema y no lo podía creer que fuera tan fácil, sin dolor ni molestias. Tuve una serie de 6/7 sesiones seguidas. Una vez a la semana, todos los sábados, hasta que la doctora me dijo que como ya no tenía casi molestias que lo hagamos cada 15 días y así fue.  De a poco lo fuimos alargando a tres semanas y ahora estoy yendo una vez por mes como manutención del sistema” manifestó.

 En cuanto a los cambios en la calidad de vida luego del tratamiento dijo “me dio una mejor calidad de vida, ya no tengo que pedirle a mi mujer que me ponga las medias (risas), porque no me podía agachar.  Pude  volver a jugar Golf y hacer otros deportes que antes los había dado de baja por los dolores” y agregó en cuanto a si recomendaría el tratamiento “ya la he recomendado a los que me  preguntaron cómo me había ido. Obviamente, que cada uno es diferente, pero los que fueron salieron tan satisfechos como yo y me lo agradecieron a más no poder. Le diría a la gente que si todavía no probó esta terapia lo intente, a mí me ayudó, me dio calidad de vida y los dolores no me persiguen como antes. Después de haber pasado por muchos lugares y doctores he encontrado una terapia alternativa que me hizo revivir físicamente” concluyó el profesor Christian Müller