12 Nov, 2019 por

Comenzó la semana del niño prematuro

 

El ministerio de Salud se suma a la Semana del Prematuro, una iniciativa de UNICEF y de la secretaría de gobierno de Salud de la Nación. Todos los años se prioriza uno de los diez derechos que incluye el Decálogo de los Derechos del Prematuro.

Este año se cumplen diez años y el lema es ‘Tengo derecho a que se cumplan todos mis derechos’. Cada uno de ellos fue elegido por ser un aspecto con alto impacto positivo sobre la reducción de los riesgos que los niños prematuros enfrentan debido a su condición.

Decálogo de los Derechos del Prematuro

Primer Derecho: La prematurez se puede prevenir en muchos casos, por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres.

Segundo Derecho: Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados.

Tercer Derecho: El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales. Cada paso en su tratamiento debe ser dado con visión de futuro.

Cuarto 4: Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.

Quinto Derecho: Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna.

Sexto Derecho: Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP).

Séptimo Derecho: Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, cuando sale del hospital, a programas especiales de seguimiento.

Octavo Derecho: La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.

Noveno Derecho: El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo.

Décimo Derecho: Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.