11 Mar, 2020 por

Condenaron por grooming al portero de una escuela de Zapala

Le envíaba mensajes a través de WhatsApp a una alumna de 14 años para lograr un encuentro sexual y lo conderaron a 12 meses de prisión en suspenso. Es una condena histórica.

El hombre de 53 años era portero de un colegio de Zapala y fue condenado a 12 meses de prisión en suspenso por una causa de grooming. Le envíaba mensajes de texto a una alumna de 14 años, a través de la aplicación WhatsApp, con la intención de concretar un encuentro de índole sexual.

El juicio tuvo lugar el pasado diciembre y se estableció que el hombre era responsable penal y este martes se determinó la pena. La fiscal a cargo, Laura Pizzipaulo, solicitó 15 meses de condena, pero el juez Diego Chavarría le dictó 12 meses.

Luego de conocerse la pena la fiscalía solicitó que el portero realice un tratamiento psicológico y que no se acerque ni a la víctima ni a su familia.

Además, solicitaron una prohibición de acercamiento a menores, que no prosperó, pero el Consejo Provincial de Educación (CPE) lo reubicó en un área donde no está en contacto con menores.

El caso

Entre los meses de agosto y octubre de 2018, el portero, que era  amigo del padre de la niña, le envió mensajes de Whatsapp con un alto contenido sexual a la víctima.

La madre de la víctima fue quien secubrió, de casualidad, lo que sucedía al atender un llamado en el celular de la adolescente en el momento que ingresaba un mensaje.

Inmediatamente realizó la denuncia y la fiscalía comenzó a trabajar sobre la figura del grooming; que es la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño, niña o adolescente por internet o redes sociales, con la finalidad de lograr un encuentro donde se pueda concretar un abuso.

En el juicio se dieron a conocer algunos de los mensajes que el hombre le envíaba a la víctima en los que le decía “Te amo, te quiero a tal punto de que tengo la seguridad de que pronto vas a ser mía. Me metí en tu corazón y pronto me voy a meter dentro tuyo”.

El acusado no solo envía mensajes de texto, también le enviaba audios ofreciendole cargas de crédito para el celular y pidiéndola a la menor fotos de índole sexual. Teniendo en cuenta toda esta evidencia el juez Diego Chavarría lo condenó.

Respecto de la medida dispuesta para que se vea la posibilidad de hacer un tratamiento, el juez explicó que “sería importante que el hombre realice un tratamiento psicológico o psiquiátrico, pero depende de la voluntad de él y de si el hospital se lo puede brindar”