15 Mar, 2020 por

CORONAVIRUS: SU IMPACTO EN LA PATAGONIA

En el dia de la fecha se registró un nuevo caso sospechoso en la localidad y otros dos en Cipolletti. Las personas se encuentran cumpliendo el aislamiento establecido por las autoridades sanitarias y internados en instituciones privadas de la ciudad de Neuquén por presentar síntomas compatibles y antecedentes de viaje a países con transmisión local, y aún resta esperar los resultados de los tests de laboratorio y su evolución.

En la Argentina, hasta la fecha, se han confirmado 45 casos, de los cuales fallecieron dos y otros 3 se han recuperado satisfactoriamente. El último de los confirmados es el de un niño de 6 años, oriundo de Resistencia, Chaco que estuvo en contacto directo con un familiar que regresó de viaje de uno de los países de riesgo y se convirtió en el primer paciente menor de edad portador del virus. 

Lacar Digital consultó al Dr Adrián Morales, Jefe de Infectología del Hospital Castro Rendón de Neuquén, quien comentó que “los chicos no están en el grupo de mayor riesgo, pero no están excluidos. Los menores de 9 años tienen bajo riesgo de infectarse y baja mortalidad.”

Dado que el virus comenzó a circular en países donde estaban atravesando el invierno, la cuestión climática resultó ser clave también para su propagación. “La realidad es que el virus va perdiendo su capacidad de infectar con el aumento de la temperatura – dijo el Dr Morales – por arriba de 21 grados pierde el 50% de la capacidad de infectar y por arriba de 26 o 27 ya cae mucho esa capacidad, mientras que por debajo de 10 grados el virus se siente más cómodo para pasar de persona a persona o quedarse en alguna superficie o lo que llamamos fomite.” Pero también hay que tener consideración que cuanto mayor es la humedad más se favorece la propagación.

De todas maneras, pese a que en la región patagónica las temperaturas mínimas están bajando considerablemente, un factor a favor es la baja densidad de población que tenemos ya que “para cualquier epidemia transmisible o infecciosa, cuanto menos densidad, mejor es” dijo el especialista en Infectología,  porque reducimos el nivel de contacto directo que es principal medio de transmisión. Por esto también, es indispensable que la población mundial cumpla al pie de la letra con el aislamiento cuando es indicado. 

“La evaluación inicial determinará qué tipo de aislamiento tendrán – aclara el Dr Morales –  Lo ideal en todos los casos sospechosos o confirmados es que estén solos en un ambiente. No es fácil de cumplir, pero tienen que de estar apartados y, de no ser así, no acercarse a menos de uno o, preferentemente, 2 metros porque el virus se contagia a través de las gotitas de flush que se despiden al toser y éstas pueden llegan hasta 80 a 90 cms de distancia”

El cambio radical de ciertos hábitos y el cumplimiento de la cuarentena o aislamiento ha demostrado ser una de las claves para que continuemos sin casos positivos en la provincia. Por eso las distintas campañas insisten en el lavado frecuente de manos con agua y jabón, el uso de alcohol gel sumado a no compartir el mate y los utensilios y dejar de saludar con un beso o dando la mano . “Y no hay que llevarse las manos a la nariz y los ojos innecesariamente, o en caso de hacerlo,  hay que lavarlas previamente porque el virus ingresa por esos lugares” – dijo Morales. “Si voy a tocar alguna superficie como la baranda del carrito del supermercado, después de usarlo tengo que lavarme las manos o usar alcohol gel, antes de tocarme a mí mismo” Y aclaró que “el virus no sobrevive más de dos horas sobre las superficies, así que no es que donde haya caído queda eternizado”

Desde el gobierno nacional y provincial están promocionando estos cambios de hábitos justamente para evitar tocar cosas. “Los argentinos, como buenos latinos, usamos mucho las manos para expresarnos. La idea es ir cambiando ese hábito . Si miramos a los chicos de 15 años, muchos cuando tosen lo hacen sobre el pie del codo, porque les quedó la costumbre del 2009. Por otro lado la gente se esta lavando mas las manos y poniéndose alcohol gel. Ojalá que eso quede como costumbre.”

Las medidas que se están tomando son medidas de precaución, pero los especialistas no pueden arriesgarse a dar certezas de lo que va a pasar,  sino sólo hacer conjeturas viendo qué pasa en los otros países del brote epidémico como China o Italia. Aún así, recordando cifras específicas que ya han sido estudiadas, “de cada 100 personas que se infectan, 80 no tienen nada o un cuadro muy leve de catarro y un 20% requieren cuidados más especiales o internación. De ese 20%, mas o menos un 15% hace una neumonía que se cura espontáneamente, y un 5% requiere entrar a una terapia intensiva. De estos pacientes, la mortalidad es del 50%. Eso nos da una cuenta de que la mortalidad global es del 2%. Es una enfermedad grave pero la mayoría de la gente no va a tener algo terrible” agregó el especialista.