23 Oct, 2019 por

Denuncia penal contra Brunilda Rebolledo por incumplimiento de destino de fondos al deporte social

 

En la denuncia se detallan todas las oportunidades en las que el Concejo Deliberante se solicitó información sobre la administración de este fondo y con bastante demora la presentación fue incompleta e irregular. Asimismo, se notó que una parte importante de la recaudación para el fondo no estuvo destinada al deporte social, tal como lo especifica la ordenanza, sino que fue canjeada por becas para las carreras que debían hacer el aporte.
Entre los argumentos que se presentan en la denuncia se menciona parte del informe suministrado por el Contralor Municipal en que se explica «que el dinero recaudado en concepto de canon debió ingresar en efectivo a la arcas Municipales el día anterior al evento, y esto no ocurrió jamás» expresa el comunicado.
Asimismo, se sumó al expediente el acta de la reunión del 16 de abril de este año, en la que el responsable de la Secretaría de Turismo, Producción y Deporte informó que no se estaba cumpliendo la ordenanza.
A continuación la denuncia presentada:

FORMULO  DENUNCIA  PENAL

 POR  ABUSO DE AUTORIDAD EN SENTIDO PROPIO

 Y APLICACIÓN INDEBIDA DE CAUDALES PÚBLICOS.

ADJUNTO PRUEBA.

 

 

 

Sr.

 

Agente Fiscal

IV Circunscripción Judicial de la

Provincia del Neuquén.———–

 

 

 

Martín Rodríguez, D.N.I. n° XX.XXX.XXX, con domicilio real en calle xxxxxxxx  con domicilio electrónico en xxxxxx en mi carácter de Concejales de la Ciudad de San Martín de los Andes, y constituyendo es domicilio especial en la sede del Concejo Deliberante, sita en calle Pérez n° 680,  con el patrocinio letrado de Jorge Alberto Fernández, abogado matrícula n° 113 C.A.J.A., quien constituye domicilio electrónico en xxxxxxx  por la obligación que emana del Artículo n° 127 del Código Procesal Penal y Correccional de la Provincia del Neuquén, respetuosamente digo:

 

 

 

I.- PERSONERÍA.

 

Que acredito mi personería para incoar esta denuncia penal con la copia certificada del Acta de Proclamación de Autoridades

Electas librada por la Junta Electoral Municipal de nuestra ciudad en fecha 10 de noviembre de   2.015.

II.-OBJETO.

 

Que en legal tiempo y forma y en los términos y alcances del Art. nº 127 del Código Procesal Penal de la Provincia del Neuquén, vengo a radicar denuncia penal, la que formulo en contra la Señora Intendente de la Ciudad de San Martín de los Andes, doña Beatriz Brunilda Rebolledo, D.N.I. n° 10.042.560.-,  domiciliada en calle Comandante Díaz n° 343 de esta ciudad.

 

 

 

III.- TIPIFICACIÓN DE LOS DELITOS DENUNCIADOS.

 

Que sin perjuicio de la calificación penal que oportunamente el Ministerio Público Fiscal determine, los delitos aquí denunciados son los contemplado en los artículos 248 y 260 del Código Penal –  “Abuso de Autoridad en Sentido Propio” y “Aplicación Indebida de Caudales Públicos”.

 

 

IV.-  HECHOS.

 

Que en fecha 11 de enero de 2.016 se libró el Decreto n° 34/16, mediante el cual la Intendente de la Ciudad de San Martín de los Andes promulgó la Ordenanza n° 10.726/15.-

 

Respecto de esta Ordenanza, ya en fecha 15 de diciembre de 2.015, el entonces Secretario de Turismo, Producción y Deportes se manifestaba de acuerdo con la misma, coincidiendo con “… la visión general del proyecto… la función social del espacio público, … y un adecuado y prudente  concepto de la capacidad contributiva de los actores involucrados…”

 

También expresaba la importancia de aplicar los fondos a obtener por aplicación de la Ordenanza en cuestión  al “… fortalecimiento , difusión y equipamiento del deporte social en el ámbito del Municipio, de modo de contribuir a la justicia, ecuanimidad y transparencia que debe animar todo acto de Gobierno” (Ver fs. 23 del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013)

 

Ocurre que el posterior accionar del Poder Ejecutivo Municipal – a cargo de la hoy denunciada – estuvo absolutamente alejado del cumplimiento de la Ordenanza n° 10.726/15.-.

 

Veamos:

 

Ante la falta de información respecto del monto de los fondos recaudados por aplicación de la Ordenanza n° 10.725/15.-, y menos aún del destino que finalmente se le asignó a esos fondos, el Concejal Evaristo González con mi acompañamiento presentamos ante el Concejo Deliberante de esta Ciudad un Proyecto de Comunicación, instando al Departamento Ejecutivo de nuestra ciudad, informe sobre los montos recaudados y el destino de los mismos. (Ver fs. 34/35 del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013).

 

Esta iniciativa parlamentaria no tuvo tratamiento hasta el 15 de diciembre de 2.016, ocasión en que el Concejo Deliberante libró la Comunicación C.D. n° 24/16.-, obrante a fs. 43.- del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013).

 

Curiosamente, una respuesta intentada por el  Sr. Secretario de Turismo, Producción y Deportes, en una nota de fecha 26 de septiembre de 2.016, es decir casi tres meses antes de serle formalmente  requerida la información,  ya evidenciaba que el Departamento Ejecutivo se había cambiado el destino de los fondos obtenidos por la Ordenanza en cuestión, pues, ya surgía con claridad meridiana que esos fondos no fueron destinados al Incentivo de Deporte Social, tal establece la norma bajo tratamiento ((Ver fs. 35/36 del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013).

 

Ya aquí aparece el uso incorrecto de los recursos en cuestión, toda vez que se observa el pago de pasajes por la suma de $ 5.366,00.- a deportistas de canotaje – un deporte no alcanzado por el concepto de “deporte social”, y más grave aún, el pago de “becas” a deportistas por su participación en eventos de alta competencia.

 

Se informa del ingreso de $36.060,00.- en concepto de canon por el evento “Patagonia Run” y $18.451,00.- por el evento “Tetratlon Chapelco”.

 

Sin mayor detalle se informa del pago por “becas deportistas” por la suma de $ 54.511,00.-, sin especificar la identificación de los supuestos beneficiarios, amén de quedar claro que se trataría de “becas” otorgadas a supuestos participantes de eventos de alta competencia, y no de participantes de deporte social, como ordena la norma.

 

Destaco el hecho de que no consta en esta información brindada por el entonces Secretario de Turismo, Producción y Deporte quienes habrían sido los beneficiarios de esas supuestas “becas”.

 

Destaco además que la Ley de Administración Financiera de la Provincia del Neuquén – Ley n° 2.141/95.- de plena aplicación a la administración municipal, en su artículo n° 29 establece con claridad  los requisitos de identificación de los beneficiarios de los pagos realizados por la administración.

 

Para el caso bajo denuncia, no surge identificación alguna respecto de los supuestos deportistas beneficiados con el supuesto pago de tales “becas”

 

Extrañamente – al menos para quien radica esta denuncia -, en fecha 11 de mayo de 2.017, el Ejecutivo Municipal remite al Concejo Deliberante una nota solicitando la derogación de la Ordenanza n° 10. 726/2.015.- (Ver fs. 44 y vuelta del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013).

 

Lo cierto es que esta Ordenanza nunca ha sido modificada y a la fecha de esta denuncia mantiene su plena operatividad.

 

Nuevamente, y ya en fecha 08 de marzo de 2.018, desde el Concejo Deliberante se solicita al Departamento Ejecutivo de este municipio, se le requiere contestación a lo solicitado en fecha 15 de diciembre de 2.016.

 

A este requerimiento del Concejo Deliberante el Secretario de Turismo, Producción y Deportes contesta a través de una nota fechada el 19 de marzo de 2.018, informando sobre aquellos eventos de alta competencia que dejaron de desarrollarse en nuestra ciudad, pero no se manifiesta sobre los destinos de los dineros que se habrían recaudado por aplicación del canon creado por la Ordenanza n°10.726/2.015.- (Ver fs. 47 del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013).

 

Nuevamente – y ya en fecha 30 de noviembre de 2.018.-, el entonces Secretario de Turismo, Producción y Deportes remite una larga nota al Concejo Deliberante pidiendo la modificación de la Ordenanza en cuestión, pero sugestivamente omite expedirse sobre lo que ya en el año 2.016 se había requerido desde esté mismo cuerpo legislativo: Información sobre el destino de los fondos originados en la aplicación de la Ordenanza bajo tratamiento. (Ver fs. 55/60 del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013).

Ante la pertinaz negativa a brindar la información requerida, el Concejo Deliberante dicta en fecha 2 de mayo de 2.019 la Resolución C.D. n° 107/19.- mediante la cual se exhorta a la Sra. Intendente se de respuesta a la Comunicación C.D. n° 24/16.- (Sobre el cumplimiento y aplicación de la Ordenanza n° 10.726/15.-)

 

Esta vez sí se obtuvo una respuesta – parcial y de dudosa claridad – a los reiterados pedidos del Concejo Deliberante.

 

 

 

V.- EL MANEJO IRREGULAR DE LOS FONDOS ORIGINADOS EN LA APLICACIÓN DE LA ORDENANZA N° 10.726/15.-

 

 

  • Del incorrecto registro del Formulario de Cobro de Canon Eventos Deportivos:

 

Este Formulario debiera registrar la información mínima que permita identificar – entre otros – el tipo de evento a realizarse, la cantidad de participantes, el costo de la inscripción, el nombre del organizador, la fecha del evento etc.

 

El mismo se confecciona bajo la modalidad de “Declaración Jurada”, y sirve de respaldo al Municipio ante eventualidades conflictos de índole legal – administrativo, civil y/o penal -.

 

Su conformación requiere el estricto volcado de toda la información requerida, pues ante un eventual conflicto legal este documento servirá como prueba, permitiendo identificar a los funcionarios municipales responsables de la fiscalización del evento en cuestión.

 

Así, y para este caso bajo denuncia, debo informar al Sr. Fiscal que, de la información remitida por la Secretaría de Turismo, Producción y Deportes de este Municipio – y agregada al expediente que se ofrece como prueba -, surge que en varias ocasiones no se ha conformado debidamente el “Formulario de Cobro de Canon Eventos Deportivos”, facilitando entonces la materialización de los delitos aquí denunciados.

 

A saber:

 

A fs. 79.- del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013. se observa una primera omisión en la confección de una planilla, toda vez que la misma – a ser completada por la Municipalidad -, no identifica al Agente Municipal encargado de tal tarea – Todos los datos identificatorios del Agente están en blanco –

 

A fs. 80.- del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013, no se establece la fecha de la firma de la “Declaración Jurada”

 

A fs. 81.- del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013, se repite la misma omisión que arriba se ha indicado – Identificación del Agente Municipal –

 

A fs. 84 .- del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013, se repite la misma omisión que arriba se ha indicado – fecha de la “Declaración Jurada” –

 

 

De la imposibilidad de saber el costo de inscripción en cada evento:

 

El Formulario bajo descripción – el cual ha sido confeccionado por la Secretaría de Turismo, Producción y Deportes de este Municipio -, no registra el valor de la inscripción a pagar por cada interesado en participar del evento deportivo, sólo se indica –  y a manera de “Declaración Jurada”, cual es la cantidad total de inscriptos.

 

Ocurre que este valor de inscripción es un requisito indispensable para saber cual es el monto total que recibe la organización del evento deportivo y sobre el cual hay que calcular el valor del canon a pagar al Municipio.

 

De esta manera el Municipio carece de información objetiva para conocer si el monto a percibir en concepto de canon es correcto, simplemente la administración municipal debe aceptar como válido el monto del canon el que la organizadora del evento le indique.

 

 

De las observaciones de la Contraloría Municipal:

 

 

A fs. 176 .- del Expediente n° 5001 – 315 – 2.013, 176.- la Sra. Contralor Municipal indica que respecto de dos eventos que debieron pagar canon “… ninguno cuenta Decreto, recibo de cobro o contabilización de ingresos.

 

En el mismo folio se registra que nunca se determinó el canon en los plazos establecidos por la Ordenanza 10.726/15.-, “ … en los últimos cuatro eventos se observa que el monto de las becas otorgadas por el Municipio equivale al monto del canon a abonar”

 

La Contralor Municipal agrega:

 

“3.- Según se indica en la planilla resumen tenemos un total de 6 eventos, de los cuales no se aporta información documental. Por lo que no se ha podido verificar ningún registro contable…”

 

III.- Conclusión: Se evidencia que la aplicación de la Ordenanza n° 10.726/15 y el DER n° 240/16 no han sido cumplimentados en su totalidad….”

 

“… Claramente indica que el dinero recaudado en concepto de canon debió ingresar en efectivo a la arcas Municipales el día anterior al evento, y esto no ocurrió jamas” – fs. 177.-

 

“Tanto la cuenta presupuestaria como contable, para el registro INCENTIVO DE DEPORTE SOCIAL no cuenta con su contrapartida en una sola cuenta de gastos específica…” fs. 177.-

 

“ …, debiera analizarse si la intención del legislador al generar el canon para el incentivo del deporte social, esta siendo cumplido con el pago de becas para los deportistas, ….” fs.- 177.-

 

“… Claramente indica que el dinero recaudado en concepto de canon debió ingresar en efectivo a la arcas Municipales el día anterior al evento, y esto no ocurrió jamas” fs.- 177.-

 

 

De los Decretos del Ejecutivo Municipal.

 

 

En varios de estos documentos se advierten vicios administrativos que los hacen inválidos.

 

Véase:

 

A fs. 183/184.- obra un supuesto Decreto el cual carece de fecha, número y firma de los funcionarios, vicios que por su magnitud hacen nulo el mismo – Artículos 66, 70 y 71 de la Ley 1.284.-

 

A fs. 199.- obra un supuesto Decreto n° 2.254/16 el cual carece de la firma de los funcionarios, vicio que por su magnitud hace nulo el mismo. – Artículos 66, 70 y 71 de la Ley 1.284.-

 

 

A fs. 211.- obra un supuesto Decreto el cual carece de fecha y número y solo cuenta con la firma del entonces Sr. Secretario de Turismo, Producción y Deportes del Municipio de San Martín de los Andes. El pretendido Decreto carece además de la firma de la Señora Intendente Municipal.  Artículos 66, 70 y 71 de la Ley 1.284.-

 

 

A fs. 224.- obra el Decreto n°2.249/19 . El mismo refiere a que se corresponde al evento “Patagonia Run”, del que participaron 3.796 atletas y con un valor de la inscripción de $3.990.- tal se desprende del folio 235.

 

Respecto de este evento el canon a percibir por nuestro Municipio y destinado al deporte social ascendió a $302.601,60.- (3.796 x $3.990) x 2%=  $302.601,60.-, monto que en su totalidad se destinó a pagar 63 becas de otros tantos “supuestos participantes” de ese evento deportivo.

 

Destaco lo de “supuestos participantes”, pues en este evento, al igual que en la totalidad del resto de los eventos en los que el Municipio habría pagado becas no se identifica debidamente a los supuestos beneficiarios – Nombres y apellido, documento, dirección -.

A ello agrego que no consta que haya sido el Municipio de San Martín de los Andes quien seleccionó a los “becarios”, ni menos aún cuál habría sido el criterio de selección, ni tampoco queda claro que se trate de personas residentes en nuestra ciudad – verbigracia: a fs. 221.- se registra como “becaria” una persona identificada como “Patricia Almonacid”, domiciliada en “Junín de los Andes”

 

Se advierte con claridad que los funcionarios responsables del área de deportes del Municipio dejaron en manos de los organizadores de los eventos de alta competencia la potestad de confeccionar la lista de personas  que debían ser becados, configurando entonces un claro incumplimiento de las obligaciones a su cargo.

 

También me queda claro que al equiparar el monto que en concepto de canon debían pagar las empresas organizadoras de estos eventos con el monto que el Municipio “pago” en concepto de “becas”, la hoy denunciada, responsable de esta maniobra, privó al Estado Municipal de un ingreso dinerario muy significativo.

 

Sumo a lo recién dicho que tal lo expresa la Sra. Contralor Municipal – sobre 6 eventos no se aporta información documental. Por lo que no se ha podido verificar ningún registro contable…. “que la aplicación de la Ordenanza n° 10.726/15 y el DER n° 240/16 no han sido cumplimentados en su totalidad….”, “… el dinero recaudado en concepto de canon debió ingresar en efectivo a la arcas Municipales el día anterior al evento, y esto no ocurrió jamás” , “Tanto la cuenta presupuestaria como contable, para el registro INCENTIVO DE DEPORTE SOCIAL no cuenta con su contrapartida en una sola cuenta de gastos específica…”

 

Agrega la Sra. Contralor Municipal la falta de Decretos respaldatorios respecto de la eventual entrega de becas por parte de los organizadores de los eventos deportivos bajo tratamiento – ver fs.- 178.-

VI.- DE LA RESPONSABILIDAD DE LA AQUÍ DENUNCIADA.

 

Que interpreto que esta rebuscada maniobra administrativa tendiente a no ingresar al presupuesto municipal el dinero originado en el cobro del canon estipulado por la Ordenanza en cuestión, tiene como principal responsable – sin perjuicio de otros que pudieran ser identificados por el Ministerio Público Fiscal -, a la Sra. Intendente Municipal, por ser ella quien suscribió los Decretos que habilitaron el pago de las “becas”, tal arriba he mencionado, ello sin perjuicio de la existencia en el  Expediente n° 5001 – 315 – 2.013, 176.- supuestos “Decretos” que carecen de los requisitos administrativos mínimos para ser considerados como tales – fecha, número, firmas habilitantes -, hecho que el Sr. Fiscal sabrá ponderar en su momento.

 

La Sra. Intendente Municipal, en su condición de responsable máxima de los recursos del Estado Municipal, no estuvo ajena al manejo que se realizó de los dineros que originados en la aplicación de la Ordenanza n° 10.726/2.015.

 

También surge con claridad que la Sra. Intendente no veló por la obligación de contestar en tiempo y forma a los reiterados pedidos de informes que el Concejo Deliberante le realizó respecto del cobro y utilización de canon establecido por la ordenanza bajo tratamiento.

 

Por último, también me queda claro que al suscribir los Decretos antes indicados, la Sra. Intendente fue conteste que no se estaba afectando directamente los fondos originados en el cobro del canon tal lo indica la Ordenanza n° 10.726/2.015.-, pues por su alta investidura, amén de haber sido años atrás Secretaria de Desarrollo Social de nuestro ciudad, sabe distinguir cabalmente el concepto de “Deporte Social”, del de “Deporte de Alto Rendimiento”.

 

Sabe también la Sra. Intendente la magnitud del efecto altamente positivo que significa asignar al deporte social el canon que se cobró  – o debió haberse cobrado – a  los eventos alcanzados por la Ordenanza bajo tratamiento.

 

Si bien las consideraciones que a continuación vuelco son ajenas a la interpretación del Derecho Penal, no puedo soslayar que la – por ahora imprecisa suma de dinero que se le restó al deporte social – ha significado privar a miles de niños y jóvenes de pelotas, camisetas, redes y otros tanto elementos más propios del ejercicio del deporte que practica la gran masa del pueblo.

 

Destaco que desde el año 2.016 y hasta el presente , nunca se aplicó debidamente la ordenanza en cuestión.

 

Recientemente y ya en fecha 16 de abril de 2.019, en ocasión de la Reunión de la Comisión de Turismo, Producción y Deportes realizada en el Concejo Deliberante, el Secretario de esta cartera – respondiendo a una pregunta del Concejal González – dijo:

 

 

“No se está aplicando la Ordenanza n° 10.726/2.015”

 

 

Lo recién dicho quedó reflejado en el Acta que ese día se labró – cuya copia certificada agrego como prueba de mis dichos -, y además esta registrada en una grabación de audio, la que se encuentra en poder de la Comisión recién identificada.

 

 

Así los hechos, y en mi condición de denunciantes tengo el pleno convencimiento que el desvío de esos fondos destinados al “Deporte Social”, fue una maniobra urdida y ordenada por la hoy denunciada, siendo ella conteste del ilícito que se cometía, incurriendo entonces en los delitos tipificados  como “Abuso de Autoridad en Sentido Propio” y “Aplicación Indebida de Caudales Públicos”.

 

 

 

VII.- DERECHO.

 

Que sin perjuicio de una mejor clasificación penal por parte del Ministerio Público Fiscal, invoco como derecho aplicable a esta denuncia el artículo n° 127 y concordantes del Código Procesal Penal – ley 2.784 – y los artículos n° 248 y 260 del Código Penal.

 

 

 

VIII.- DENUNCIA ANTE EL TRIBUNAL DE CUENTAS DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN.

 

Que independientemente de la radicación de esta denuncia, pongo en conocimiento del Ministerio Público Fiscal que haré entrega de copia de la presente ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia del Neuquén, para que en ejercicio de sus atribuciones determine el daño patrimonial al que se ha visto sometido el Municipio de San Martín de los Andes por la ejecución de las maniobras que aquí se denuncia, identificando a los responsables de las mismas y establezca la forma de  resarcir el daño económico causado.

 

 

 

 

 

IX.- PRUEBA.

 

Que a los fines de dilucidar los hechos denunciado como prueba de nuestros dichos ofrezco la siguiente:

 

a.- Documental.

 

  • Copia certificada del Acta de Proclamación de Autoridades Municipales librada por la Junta Electoral Municipal.

 

  • Copia Certificada el Expediente n° 5001/315, Año 2.013.- a 260 folios.

 

  • Copia certificada del Acta de la Comisión de Turismo, Producción y Deportes del Concejo Deliberante de fecha 16 de abril de 2.019.-

 

 

b.- Prueba informativa en subsidio:

 

  • Para el caso de que el Ministerio Público Fiscal lo entienda necesario, sugiero se oficie al Concejo Deliberante de la Ciudad de San Martín de los Andes a los fines de que envíe a esta investigación fiscal copia de la grabación en audio de fecha 16 de abril de 2.019 correspondiente a la Comisión de Turismo, Producción y Deportes.

 

 

 

X.- PETITORIO.

 

Que a este Ministerio Público Fiscal pido:

 

  1. Me tenga por presentado en legal tiempo y forma, denunciado el domicilio especial y  la dirección electrónica, con patrocinio legal.

 

  1. Se haga lugar a esta denuncia y se ordene la investigación pertinente.

 

  1. Tenga presente la prueba ofrecida, y ordénese la producción de la prueba restante.

 

Proveer de conformidad, SE AJUSTA A DERECHO.   

 

 

 

 

            Martín Rodríguez