17 Dic, 2019 por

El estudiante que se disfrazó de víctima de femicidio deberá rehacer su tesis

 

La Universidad Siglo XXI sancionó severamente a Tomás Vidal, el estudiante que festejó su egreso disfrazado de víctima de femicidio. Ahora, deberá rehacer su tesis y cursar un seminario de género y diversidad, según confirmó María Belén Mendé, rectora de la institución.

El joven festejaba la presentación de su tesis para recibirse de licenciado en Comercio Internacional y se mostró envuelto en plástico, portando un pañuelo verde y una soga en el cuello con lo que lo arrastraban. Además, tenía un cartel con la consigna «La culpa no era mía».

Su forma de celebrar y la repercusión que generó en redes sociales provocó la respuesta inmediata de la casa de altos estudios, quien inicialmente emitió un comunicado de repudio y, ahora, se conoció la sanción que le aplicarán. El estudiante, además, había sido convocado a una reunión para esta mañana y no concurrió.

«Tomás fue citado por las autoridades y no se ha presentado a la reunión que teníamos esta mañana. He tomado la decisión de aplicar sanciones que prevén nuestro reglamento y actuar en consecuencia, no solamente para revertir la posición sino para poder seguir formando a estos alumnos antes de la graduación sino para duplicar nuestros esfuerzos en materia de género», indicó Mendé a Canal 10 de Córdoba.

Luego, la rectora informó que la decisión fue la de aplicar una infracción grave. «Eso implica la condición de libre en la tesis, en el seminario final y la nota de cero, y la obligatoriedad de cursar una materia de género y diversidad. Tiene que recursar la tesis», afirmó. Y explicó que la sanción aplicada está dentro del reglamento institucional que define las sanciones: «Dentro de la infracción grave está nomenclado cualquier tipo de agravio del buen nombre, los valores o las creencias de la institución a la que pertenece».

Mendé dijo, además, que hasta el momento no logró mantener ningún tipo de comunicación con Vidal a pesar de la convocatoria a una reunión. «Cualquier deducción que pudiéramos hacer de esta situación es estigmatizante, por eso nuestra posición fue abrir el diálogo, lo que no ocurrió, pero lo seguiré intentando».

 

Fuente: LMN