22 Dic, 2019 por

El neuquino que se casó en el Monumental y ya espera a River en San Martín

Juega de local este neuquino fanático del Millo que lo sigue por el mundo. Tiene la camiseta del Pity que usó en la histórica final del Bernabeú. Del sueño que le cumplió a un chico discapacitado, a los viajes y su colección de camisetas. Imperdible.

Por Fabricio Abatte – abattef@lmneuquen.com.ar

River es mi vida. A medida que pasan los años pienso que se me va a pasar esta pasión pero cada vez se acrecienta más”.

En San Martín de Los Andes hay muchos fanáticos del Millo pero claramente Nico Urquiza no es uno más. Cómo va a serlo si entre otras cosas se casó en el mismísimo Monumental, tiene la camiseta con la que el Pity Martínez anotó el memorable tercer gol en Madrid en la finalísima ante Boca y hasta un restaurante en parte ambientado con los colores de uno de los grandes amores de su vida y el de su esposa Magalí.

Y por estas horas está en su salsa, listo para jugar de local ante la inminente visita del equipo de Núñez a la ciudad del lago Lácar para realizar la pretemporada. Acostumbrado a cumplir el rol de anfitrión en su rutina laboral, este empresario gastronómico de 43 años cuenta un par de anécdotas imperdibles en las que refleja la devoción que siente por la Banda Roja.

“Me casé en la cancha de River hace 5 años. La ceremonia religiosa con mi señora la hicimos detrás del arco donde Barovero atajó el famoso penal ante Boca en la Sudamericana, era reciente… Y la fiesta posterior en el Tiro Federal que está frente a la cancha de River”, atrapa con su relato de movida. El acaso acontecimiento más importante de su existencia en un escenario particular y atípico…

Recorrer el mundo detrás del Millonario, otra de sus locuras. “Fui a Japón, a Madrid, a Brasil, a Lima, a Dubai…», describe aunque reconoce que seguro se olvida de varios puntos del planeta en los que alentó al popular club de Núñez.

Muy vinculado con el mundo River, sus contactos e influencias posibilitan que hoy pueda jactarse acaso de la mejor colección de casacas de River que exista en la Patagonia. «Serán casi 79 camisetas, muchas de las cuáles están autografiadas y las volqué a mi restaurante (Torino Bar Bistro). Ojo que también hay de otros deportes y van hinchas de todos los equipos, muchos amigos que comparten los colores y otros que no”, asegura diplomático al tiempo que se ocupa de buena parte de la logística de la inolvidable recepción que tendrán los subcampeones de América.

“¿Cuál es la más preciada de todas ellas? Uff, cuesta elegir. Tengo de Gallardo, de Leo Ponzio, de David Trezeguet al que valoro mucho, de Enzo Francescoli, del Beto Alonso, del Burrito Ortega, de Pinola, de Pratto, de Maidana, de Juanfer Quintero…», enumera con la «ayuda memoria» de su incondicional mujer, nacida en Buenos Aires.

Quien estuvo en la epopeya de Madrid, finalmente aceptará que una de las de mayor valor histórico es «la que usó el Pity Martínez en el 3 a 1 en el Bernabéu. Está firmada y con las entradas de aquel partido», sorprende con el dato e imposible no creerle con todos los argumentos que expone.

Un avión privado del entorno del dirigente Mariano Taratuty lo trasladó de Madrid a Dubai para el Mundial de Clubes de 2018 cuando ya se resignaba a pegar la vuelta a la Cordillera por los exorbitantes precios. «Mi señora pensó que estaría viajando a San Martín y cuando la llamé desde aquel exótico país no podía creerlo», rememora sonriente una anécdota más. Y van…

Para el final, la más emotiva de las tantas historias que rodean a Nico. «Cuando le ganamos la final a Boca hice una promesa y la cumplí. Traje a Gustavito, un chico discapacitado que conocí en la cancha, al que lo invité 15 días a San Martín. Era la primera vez que salía en avión, estaba emocionado, fue increíble. Eso también es River».

Nico Urquiza espera a Napoleón y compañía con los brazos abiertos. Es el fana número uno del Millo en San Martín. ¡Golazo para él que venga su amado River!