La desaparición forzada y torturas sufridas por tres periodistas, los traslados a centros clandestinos de detención de otras víctimas que residían en San Martín de los Andes, Junín de los Andes y Bariloche serán ventilados en el próximo juicio por delitos de lesa humanidad que comenzará el 15 de abril en el Tribunal Oral Federal 1 de esta ciudad. Estará integrado por los jueces Orlando Coscia, Armando Márquez y Alejandro Silva.

Será el 6° proceso judicial en la causa denominada “La Escuelita”, en el que serán juzgados ocho acusados en perjuicio de diez víctimas. Serán acusados: Oscar Reinhold, ex jefe de Inteligencia del Comando de la Brigada de Infantería de Montaña VI; los ex jefes del Destacamento de Inteligencia 182 de Neuquén, Jorge Molina EzcurraSergio San Martín y Jorge Di PasqualeEmilio Jorge Sacchitella, quien se desempeñaba como 2° comandante de Gendarmería en Junín de los Andes; Néstor Castelli, interventor rionegrino tras el golpe de Estado; Carlos Alberto Benávidez ex sargento 1° del Destacamento de Inteligencia 182 y el ex coronel Fernando Zárraga, interventor de la Municipalidad de General Roca.

Se investigará, entre otras, la detención ilegal en julio de 1976 de María Cristina Parente, quien se desempeñaba en prensa de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo). Parente fue golpeada y torturada en la delegación de la Policía Federal y trasladada al centro clandestino de detención La Escuelita, que funcionaba al fondo del Batallón de Ingenieros.

Las otras víctimas incluidas en la causa son Fernando Ubaldini y María del Luján Gómez, Oscar Escobar, Oscar Olivera, Vicente Iantorno, Ernesto Sifrei y Juan Marcos Herman. Algunas fueron trasladadas a la Escuela de Instrucción Andina, que funcionaba como centro clandestino de detención y torturas, a cargo de Castelli, así como también a la Unidad Penal 9 de Neuquén capital.