21 Mar, 2019 por

En la Banca del Vecino se pidió que la niñez sea prioritaria este año para la política de San Martín de los Andes

 

 

Con la participación activa de los concejales en el Consejo de la Comunidad y el compromiso de hacer efectivos los derechos de los niños y niñas de nuestro pueblo”, expresó Mercedes de Alvear, haciendo uso de la Banca del Vecino, al inicio de una nueva sesión del legislativo local, y en representación del Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia (Co.Co.NAF) de esta ciudad.

 

También expresó: “Actualmente proponemos dar un paso más como ciudad, reafirmando a San Martin de los Andes como miembro activo de la red latinoamericana de ciudades amigas de los niños (de la cuál formamos parte desde el año 2016), implicándonos en reconocer: una nueva cultura de la infancia que no es otra que la cultura del presente, la del niño/niña de hoy; que el juego tiene valor y debe ser considerado como un requisito indispensable en el acompañamiento del desarrollo de los niños y niñas; en asumir que los niños y niñas son sujetos políticos y capaces, desde pequeños, de interpretar y expresar sus propias necesidades y contribuir al cambio de su ciudad. No se trata solamente de hacer política para la infancia, sino de hacer política con la infancia para toda la ciudadanía”.

Publicamos aquí el texto completo presentado esta por el Co.Co.NAF. en el Concejo Deliberante de esta ciudad:

30 Años de la Convención Internacional de los Derechos de la Niñez

El día 20 de noviembre de 1989 el mundo se une para dar un giro diferente: reconocer con carácter vinculante a los niños y las niñas como SUJETOS DE DERECHO.

En la Convención, los Estados parte se comprometen a legislar y realizar las acciones para efectivizar el interés superior de los niños, dándoles voz y promoviendo su autonomía. Se deja de lado, de esta forma, la concepción paternalista y tutelar que entendía que niñas y niños eran objetos de protección, a los que se cuidaba sin tener en cuenta sus perspectivas.

Poniendo el centro en los niños y niñas, se genera un modelo para la salud, la supervivencia y el progreso de TODA LA SOCIEDAD HUMANA. Con la firma de 195 países, es el tratado de derechos humanos más ratificado de la historia.

Argentina suscribió a esta Convención y, en 1994, la integró en el entramado normativo de la Constitución Nacional. La provincia de Neuquén fue una de las primeras en asumir este compromiso, sancionando el 07/12/1999 la Ley 2302 que en el artículo primero establece la protección integral del niño de acuerdo a la Convención Internacional y en el articulo 42 propicia la creación de Consejos locales de niñez y adolescencia, con el objeto de garantizar la participación conjunta de la sociedad civil y los estados municipales como conocedores de su propia realidad en la temática.

En San Martin de los Andes, el Consejo toma la particularidad de ser comunitario, asegurando la participación ciudadana más allá de los gobiernos y partidos políticos.

Actualmente proponemos dar un paso más como ciudad, reafirmando a San Martin de los Andes como miembro activo de la red latinoamericana de ciudades amigas de los niños (de la cuál formamos parte desde el año 2016), implicándonos en reconocer:

  • Una nueva cultura de la infancia que no es otra que la cultura del presente, la del niño/niña de hoy.
  • Que el juego tiene valor y debe ser considerado como un requisito indispensable en el acompañamiento del desarrollo de los niños y niñas
  • En asumir que los niños y niñas son SUJETOS POLITICOS y capaces, desde pequeños, de interpretar y expresar sus propias necesidades y contribuir al cambio de su ciudad.

No se trata solamente de hacer política para la infancia, sino de hacer política CON la infancia para TODA LA CIUDADANIA.

          Por eso, Desde el año 2013 en nuestra localidad existen los Consejos de Niños y niñas ciudadanos que funcionan en las sedes vecinales de los barrios: Obeid (en la ladera del cerro Curruhuinca), en la Junta Vecinal del barrio Vamep 36, y en la Biblioteca Pública de Chacra IV, Recrearte y en el CIC  de Cordones del Chapelco. En estos consejos participan niñas y niños cuyas edades van de los 7 a los 12 años, reflexionando sobre sus vínculos, su entorno, el barrio y la ciudad que luego son recogidas por la MePPI.

La Mesa Política de Participación Infantil (MEPPI), funciona desde el año 2016, construye políticas públicas basadas en estas propuestas según ordenanzas 10678/15 y 11275/17.

Y que se tradujeron en los siguientes programas:

       Caminos amigables a la Escuela: Porque los niños y niñas nos dijeron que no se sienten respetados en las calles.

  • Congreso de los niños y niñas: Donde niños y niñas representantes de los 4º grados de todas las escuelas se juntas para hacer escuchar su voz sobre problemáticas que proponen los Consejos de niños y niñas ciudadanos.
  • Escuela Bonita: Representantes de los sextos grados de las escuelas primarias del pueblo se juntan para pensar en la educación que necesitan. En este encuentro los chicos y chicas proponen acciones concretas y realizables a las autoridades de las escuelas, quienes toman las iniciativas para luego caminar hacia esa Escuela Bonita.
  • Mundial de Rayuela y jugar es nuestro derecho: Porque entendemos que jugar es pilar y andamio del desarrollo infantil.
  • Puntos amigables: Más de 100 comercios adheridos con el compromiso de cuidar y escuchar a los niños y niñas del pueblo.
  • Día del derecho a jugar: Con el reconocimiento de instituciones y comercios que propician el juego y la inauguración de rayuelas diseñadas por los niños/as.

Y el compromiso de nuevas normativas que contemplen el reconocimiento que la Convención de los Derechos de las niñas y niños hizo hace 30 años a la niñez y la adolescencia:

  • Declarar a San Martín de los Andes Ciudad de los Niños y Niñas, por ser parte de la Red Internacional de Ciudades de los Niños y Niñas, ya que cuenta y reconoce a los Consejos de niños y niñas ciudadanos como lugar de efectivización de derechos a ejercer de la ciudadanía, a ser oídos, a participar como sujetos.
  • Pensando las plazas y los espacios públicos, con este mismo espíritu, de manera que sean espacios lúdicos variados, seguros y accesibles, permitiendo la integración, la exploración y el desarrollo de la imaginación de los niños y niñas.

         Y con el programa Calles para jugar, que se trata de una vez al mes, cerrar una calle en el barrio para que los niños vuelvan a jugar en ellas.

Haciéndonos presentes en el Concejo Deliberante y a 30 años de la Convención internacional, solicitamos que este año la niñez sea prioritaria para la política de San Martín de los Andes con la participación activa de los concejales en el Consejo de la comunidad y el compromiso de hacer efectivos los derechos de los niños y niñas de nuestro pueblo.