13 Dic, 2019 por

Entornos escolares saludables en toda la provincia

 

Los objetivos de la ley son contribuir a la prevención y reducción de la malnutrición, propiciar un ambiente sano en los establecimientos educativos y promover hábitos y estilos de vida saludables en la población infantil.

La propuesta prohíbe la venta y/o distribución dentro de las escuelas de bebidas azucaradas, snacks, golosinas y otros alimentos con alto contenido de azúcar, grasa y/o sodio. En ese sentido, también obliga a los quioscos, cantinas y buffets de los centros educativos a ofrecer productos aptos para ser consumidos por personas que deban sostener una dieta específica por razones de salud. Estos productos deberán estar adecuadamente exhibidos.

En cuanto a los comedores escolares, se determina que se deberá favorecer el consumo de alimentos de producción local y promover la diversidad cultural en las formas de consumo, confeccionar los menús sobre la base de la  Guía alimentaria para la Población Argentina (GAPA) establecida por el ministerio de Salud de la Nación y ofrecer un menú opcional para personas con una dieta específica. Además, las personas que trabajen en los comedores escolares deberán capacitarse en buenas prácticas de higiene, manipulación y conservación de alimentos y métodos saludables de cocción.

Con igual criterio, la ley indica que se deberá garantizar la provisión y disponibilidad permanente de agua segura para todos los integrantes de la comunidad educativa, al tiempo que prohíbe la publicidad dentro de las escuelas de bebidas azucaradas y de alimentos no saludables.

En ese marco, el articulado indica que se deberá garantizar la realización de actividad física antes, durante y/o después de la jornada escolar, constituyendo un contenido específico dentro de la currícula escolar.

En la ley se definen las funciones que tendrá la Autoridad de Aplicación–que será determinada por el Poder Ejecutivo una vez sancionada la norma– entre las que figuran la adecuación de la currícula escolar en cuanto a contenidos vinculados a hábitos y estilos de vida saludables, la implementación de campañas y talleres de concientización, el fomento de la educación física de calidad y la promoción de la compra y distribución de productos locales y frescos dentro de las escuelas.

Los centros educativos que no cumplan con la ley, podrán ser multados con apercibimiento y con multas, para las escuelas privadas, cuyos valores oscilan entre 1000 a 10 mil pesos.

El proyecto de ley N°13.002 ingresó por mesa de Entradas con la firma del gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez.