Los desechos, según los denunciantes locales, provienen de Vaca Muerta y más precisamente de la empresa Treater S.A.

“Estamos acá para denunciar y exponer una vez más la negligencia y el nulo control con el que opera la industria petrolera. Con este doble bloqueo impedimos tanto el ingreso de camiones con material tóxico como su disposición en el vertedero. Esperamos que las empresas petroleras dejen de contaminar el ecosistema de la Patagonia con sus residuos tóxicos y se cierre este basurero que viola leyes provinciales y nacionales”, dijo Leonel Mingo, miembro del programa de Clima y Energía de la ONG.