2 Mar, 2020 por

Horror en Catamarca por el femicidio de Brenda Micaela Gordillo

La mató, la quemó y la descuartizó para deshacerse del cuerpo.

Brenda tenía 24 años e intentó defenderse de su agresor. Bajo sus uñas quedaron las pruebas, restos de piel de Naim Vera.

Vera, el femicida de 19 años la asfixió hasta matarla, quemó el cuerpo, lo desmembró y ocultó una parte en un contenedor de basura y la otra al costado de una ruta.

El femicida dio varias versiones de lo ocurrido antes de confesar. Dijo que habían discutido y que la joven cayó por las escaleras, también que estaba embarazada pero todo fue desmentido por las pericias.

Vera cometió el femicidio el sábado entre las 4 y las 8 de la mañana en un departamento de la calle Ayacucho al 60, en la provincia de Catamarca.

Luego volvió a su casa a las 9 de la mañana y ahí mismo llamó a un amigo, que es abogado, para contarle lo que había hecho. Lo mismo hizo con su padre quien lo llevó hasta la Brigada de Investigaciones, donde quedó detenido.

Ahora, la justicia evalúa si Naim Vera tuvo algún tipo de ayuda para intentar deshacerse del cuerpo de Brenda.

La sospecha surge del teléfono celular del femicida, que registra actividad de llamadas y mensajes entre la noche del sábado y la hora que se entregó a la justicia.

Varias horas después, esa misma tarde, confesó el crimen. Primero lo hizo de manera confusa. Hablaba de una mujer, pero no precisaba su nombre.

Los investigadores debieron hacer un chequeo de sus vínculos en las redes sociales. Al cabo de unas horas pudieron determinar que se trataba de Brenda Micaela.

Fue cerca de las 16, cuando una parte del cuerpo quemado fue hallada a la vera del río El Tala. En simultáneo, los oficiales allanaron el departamento de calle Ayacucho y en el contenedor encontraron las otras partes del cuerpo.