24 Feb, 2020 por

HUERTA DEL PRODA CUMPLE UN AÑO EN EL HOSPITAL RAMON CARRILLO

La huerta del Hospital Ramón Carrillo cumple su primer año de vida desde que el  Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda), dependiente del Ministerio de Producción e Industria, inauguró dicho lugar para brindar capacitaciones sobre construcción y manejo de invernaderos, huerta orgánica y cultivos urbanos en espacios reducidos.

Las capacitaciones que allí se dan son gratuitas y abiertas a todas las personas interesadas en la producción orgánica de alimentos, aun cuando para ello se cuenta con un espacio reducido para llevar adelante una huerta como jardines, terrazas, balcones y hasta en macetas. Se ha generado también un grupo de pertenencia entre quienes frecuentan este espacio. Rodrigo, un joven apasionado por la Agroecología, habló con Lacar Digital y dijo estar “ contento de poder participar,  somos un grupo de personas voluntarias con el compromiso de mantener esa huerta”

«Este Jueves estamos festejando un año desde el primer día en el que se hizo el primer taller del Proda para hacer el invernadero y después de ahí ya empezamos a trabajar la tierra”, se explayó. Cabe destacar que el trabajo se ha ido incrementando con el armado de su propia abonera, que se nutre de los restos orgánicos de la cocina del establecimiento que permitirán la elaboración del compost donde se harán los nuevos cultivos.

Santiago Urribarri, asesor del Proda agregó quetengo la suerte de estar trabajando con este equipo, que decidió compartir el 80% de su producción con la cocina del hospital. Hay un hermoso ida y vuelta con trabajadores de la cocina y nutricionistas del Ramón Carrillo con el equipo de huerteros” De esta manera, los alimentos saludables allí producidos forman parte de la dieta de los pacientes internados en el nosocomio.

Sin dudas, el programa Proda sigue avanzando en términos de alimentación saludable, al promover la circulación de los saberes que quienes participan de sus talleres y actividades luego llevan a sus propios hogares. “ No hay excusas para no cultivar nuestro propio alimento, es una cuestión tanto de salud nuestra como de salud del planeta” agrega Rodrigo.

“La huerta del hospital tiene el nombre de “Semilla Libre”, amplía Urribarri, reivindicando que “las semillas tienen que ser libres, no pueden tener propiedad” y remarcando también la importancia del libre intercambio de las mismas. Por otra parte, agregó que el próximo jueves 27 estarán dando una charla sobre el manejo de abono compuesto en la huerta y destacó “ quien quiera ir es bienvenido, para trabajar la abonera y aprender juntos”