6 Jun, 2019 por

Junín de los Andes: lo amenazó de querer ver muertos a sus hijos y lo golpeó, quedó en prisión domiciliaria

En el inicio de la audiencia realizada ayer, la asistente letrada presentó las distintas acusaciones hacia el imputado:

 

– Que el 17 de febrero de 2019 a las 14 en la ciudad de Junín de los Andes, le impidió irse a una mujer que estaba en su domicilio. Y luego de que ella se fuera, mediante mensaje de texto, le dijo que quería ver muertos a sus hijos. Por este hecho se lo acusó por el delito de amenazas en carácter de autor (artículos 45 y 149 bis del Código Penal).

 

– Que el 24 de abril de 2019 derribó un paredón de medianera que un albañil levantaba en la casa de un vecino del imputado y con el que tiene problemas de convivencia. Mientras lo hizo, amenazó de muerte al albañil. El delito que le imputó fue daño y amenazas en concurso real y en carácter de autor (artículos 45, 55, 183 y 149 bis del Código Penal).

 

– Que el 17 de febrero de 2019 alrededor de las 10, en la vereda de su domicilio, el imputado con un cuchillo en la mano, amenazó a su vecino con matarlo a él y su familia. Horas más tarde, aproximadamente a las 16.20 en el Rio Chimehuin, el imputado amenazó nuevamente a su vecino con prender fuego su casa. Posteriormente, a las 17, lo volvió a amenazar desde el patio de su vivienda.

 

– Que el 11 de mayo de 2019, en hora indeterminada pero durante la tarde, sacó un arma de fuego y amenazó a su vecino desde la medianera, mientras lo insultaba.

 

– Que el 21 de mayo a las 14:46 al momento en el que el personal policial realizó un allanamiento en la casa del imputado, el mismo tenía en su poder un arma sin la debida autorización.

 

Estos hechos se encuadran en los delitos de amenazas (un hecho), amenazas con arma (tres hechos), tenencia de armas de guerra en concurso real y en carácter de autor (artículos 45, 55, 149 bis primer párrafo acápite uno y dos, y 189 bis quinto párrafo del Código Penal).

 

Además se le atribuyó que el 3 de junio del 2019 aproximadamente las 21.30 horas en el momento en que su vecina se encontraba limpiando el patio delantero, comenzó a tirarle piedras. Al advertir la situación, el esposo de la mujer se acercó y el imputado lo golpeó con un fierro en la cabeza y en la pierna, ocasionándole lesiones. Al llegar el personal policial, comenzó a golpear con piñas y patadas a un efectivo. Posteriormente fue detenido.

 

La calificación legal por estos hechos son los delitos de lesiones leves y resistencia a la autoridad, en calidad de autor (artículos 45, 55, 89 y 239 del Código Penal).

 

El fiscal del caso planteó que existe riesgo de la integridad para las víctimas y peligro de entorpecimiento. Con estos argumentos fundamentó el pedido de prisión preventiva por el plazo de 60  días.

 

Y planteó que en el caso de que no hiciera lugar a lo solicitado, se analice como medidas subsidiarias que el imputado abandone su domicilio y se mude a otra localidad; o bien que se le imponga prisión domiciliaria; entre otras alternativas.

 

Asimismo, pidió que el plazo de investigación se fije en dos meses.

 

El juez de garantías que dirigió la audiencia dio por formulado los cargos y dispuso la prisión domiciliaria del imputado y el traslado del mismo al Gabinete Psicológico del hospital para que evalúen si debe ser internado o si requiere un tratamiento psicológico. Además dispuso la prohibición de perturbación hacia las víctimas. Todo por el término de 30 días.