31 Ene, 2019 por

La familia de Santiago Maldonado pidió reabrir la causa con críticas al juez Lleral y a Gendarmería

 

La participación de Gendarmería, el operativo que se montó a través del ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich, las dudas planteadas en la aparición del cuerpo y la autopsia fueron los principales argumentos esgrimidos por las organizaciones de Derechos Humanos. En cambio, el fiscal Norberto Bellver coincidió con el dictamen del juez federal.

Ahora, la cámara tendrá 10 días hábiles para decidir sobre el pedido.

Durante más de cuatro horas, con momentos duros y otros emotivos y con una fuerte custodia policial frente al edificio donde se desarrollaba la audiencia, la familia de Santiago Maldonado y las querellas expusieron en la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia sus argumentos para que se reabra la causa, que el pasado 29 de noviembre cerró el juez Lleral, en un fallo que fue respaldado por el fiscal Norberto Bellver, a quien también le pareció oportuno el sobreseimiento del gendarme Emmanuel Echazú.

Presidida por el titular de la Cámara, Javier Leal de Ibarra, la audiencia comenzó pasadas las 10 y se extendió casi hasta las 14.30. En esas cuatro horas se escucharon los argumentos de las querellas y también el planteo del abogado de Gendarmería, Mauricio Castro, para que quede firme el sobreseimiento del entonces subalférez Emmanuel Echazú, quien luego de haberse librado de la imputación fue ascendido a alférez.

Los fundamentos comenzaron con el abogado Federico Efron del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), luego fue el turno de Mauricio Rojas de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDEH), a quien siguieron Liliana Alaniz y Margarita Cruz de la Asociación de ex Detenidos desaparecidos.

En la parte final de las exposiciones, antes de que hablasen Verónica Heredia y Sergio Maldonado, lo hicieron Margarita Jarque de la Comisión Provincial de la Verdad, y Nora Cortiñas, también en representación de ese sector.

Las querellas trataron de no superponer argumentos. Por eso, en estas cuatro horas de audiencia, la Cámara escuchó y receptó los escritos en los cuales cada una de las partes involucradas en la causa planteó observaciones concretas y puntuales a la resolución del juez Lleral a quien, en reglas generales, acusaron de no investigar y en deslindar adrede de la muerte de Santiago Maldonado de todo el operativo de represión que, por órdenes del ministerio de Seguridad, realizó Gendarmería el 1 de agosto de 2017.

La aparición del cuerpo de Santiago en un sector del río Chubut, que ya había sido rastrillado, detalles de la autopsia que el juez prefirió obviar para no seguir investigando, las contradicciones de los teóricos testigos como Lucas Pilquimán, y varios aspectos del cierre de la causa, entre ellos la fecha y las 300 fojas que Lleral parece haber escrito en tan poco tiempo, son algunos de los ejes que las querellas pidieron ayer que se analicen.

En las exposiciones también se reiteraron las críticas que en su momento se hicieron hacia el primer juez que abordó la causa, Guido Otranto, y a la Fiscal federal de Esquel, Silvina Ávila, que dieron sus frutos cuando la Cámara Federal resolvió desplazar a Otranto y dejar la causa en manos de Lleral. En aquel momento tanto la familia de Maldonado como con sus abogados defensores y distintas instituciones respaldaron a Lleral. También lo hicieron reiteradamente durante la actuación del juez de Rawson en la causa.