11 Abr, 2019 por

La Ozonoterapia un gran aliado para el deportista

 

Desde el entrenamiento hasta la recuperación de lesiones, la ozonoterapia es un tratamiento natural que ofrece efectos terapéuticos muy amplios y eficaces.
Además es mínimamente invasivo y ofrece buenos resultados en corto plazo y de forma prolongada.
En las diferentes disciplinas del deporte se utiliza como complemento del entrenamiento, con efecto revitalizador y preventivo, como también para resolver lesiones.

Los deportistas aumentan notablemente su eficiencia energética y preparan sus tejidos y músculos para disminuir riesgo de lesiones en competición.

Una vez que el ozono medicinal se introduce en el organismo se producen reacciones químicas que desencadenan una serie de reacciones metabólicas con múltiples efectos beneficiosos.
Para que en el organismo se hagan evidentes los efectos del ozono se recomienda un mínimo de sesiones, establecidas a partir del estudio médico y la entrevista con nuestros profesionales, que evalúan cada caso en particular. 

Por esto, si un deportista desea aumentar su rendimiento y poseer efecto preventivo de lesiones, es importante que inicie cuanto antes la terapia.

Aquí vemos algunos de los beneficios de la ozonoterapia:
– Incrementa la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos.
– Mejora la circulación sanguínea. Esto lo consigue aumentando la elasticidad de los glóbulos rojos.
– Elimina contracturas musculares. Se realizan infiltraciones de ozono intramuscular que genera vasodilatación local, con la consiguiente mejora de la irritación y eliminación de metabolitos tóxicos. Además del efecto analgésico y anti inflamatorio local, acorta los plazos habituales de recuperación.
– Previene lesiones. Los músculos oxigenados poseen menor probabilidad de sufrir lesiones.
– Enlentece procesos degenerativos. Son conocidas las lesiones en deportistas por choque o pinzamiento (impingement) o asociadas a procesos degenerativos (reumáticas, osteocondritis, etc). Las mismas generan dolor crónico e impotencia funcional. Con ozonoterapia se logra regular estos procesos gracias a la eliminación de radicales libres y otros efectos asociados.
– Protege de infecciones. Esto se consigue gracias a dos propiedades fundamentales del ozono, por un lado el efecto germicida, y por el otro su capacidad inmunoreguladora.

Resumiendo… con el Ozono conseguimos aumentar el rendimiento, prevenir lesiones y en el caso de que estas se produzcan, recuperaciones más rápidas. No posee efectos adversos como los tratamientos convencionales farmacológicos (AINES), ni riesgo de dopaje positivo.

Es el complemento perfecto para un deportista.

Quedamos a disposición para tus consultas.

Ozonia