11 Ene, 2019 por

Ley de imputabilidad: la justicia neuquina rechaza bajar la edad de imputabilidad

foto: Omar Novoa

 

En diálogo con LMN, jueces de distintas circunscripciones advirtieron que no sólo el delito juvenil no representa un problema para el sistema penal, sino que no es la solución a la inseguridad.

“Está estadísticamente comprobado que los jóvenes no son el gran problema del sistema penal”, afirmó Leticia Lorenzo, jueza de la 3ª Circunscripción, y sentenció que lo que se intenta es seguir imponiendo la idea del “pibe chorro” como el gran problema social.

Enmarcando la propuesta en el oportunismo electoral, la magistrada refirió que el costado socioeducativo que anuncia el Ejecutivo para bajar la edad de imputabilidad “es una gran mentira”.

Tras resaltar la frustración de las legislaciones impulsadas por el “centralismo de Capital Federal”, indicó que en Neuquén existe una ley de procedimiento penal para niños, niñas y adolescentes (Ley 2302), además de fiscales, defensores y jueces especializados.

En consonancia, el juez de Impugnación, Richard Trincheri, indicó que “la Ley 2302 es de avanzada” y que este proyecto se presenta como una suerte de solución a la cuestión de la seguridad cuando en realidad “la solución no pasa por ahí”.

“Las razones por las cuales hay delitos o aumentos en la estadística hay que buscarlas en otro lado, no en las leyes”, explicó Trincheri, y señaló que el concepto de seguridad por el que el Estado tendría que preocuparse es más amplio.

Por su parte, Juan Pablo Balderrama, juez de la 4ª Circunscripción, apuntó: “Pretender solucionar los conflictos de los jóvenes aplicando pena no sirve y no mueve el amperímetro en el universo del delito. El sistema federal tiene una mirada vieja, tutelar”. Y agregó: “Las últimas reformas del Código Penal obedecen a eso, a espasmos del Poder Ejecutivo de turno por querer modificar alguna situación, y esa no es la mirada”.

El fiscal de Delitos Juveniles de Neuquén, Germán Martín, detalló que un 4% del delito denunciado corresponde al juvenil y que, sumando los no denunciados, se llega a un 8%.

El Estado debe velar por los chicos. Fernando Diez. Defensor oficial integrante de Pensamiento Penal

Decimos no a la baja de la edad de la imputabilidad porque es el tema al que recurren los gobiernos en cada proceso electoral para dar la sensación de que están buscando soluciones para la seguridad y luego desaparece de la agenda. Decimos no porque la participación de niños y adolescentes en el delito es ínfima si nos atenemos a cifras científicamente colectadas y no a casos puntuales sobrepublicitados y los mitos construidos en su derredor.

Decimos no porque el primer compromiso del Estado es velar por la educación y los derechos de los niños, y no por su castigo. Porque el encarcelamiento de niños o adolescentes, por el contrario, multiplicaría y consolidaría las conductas delictivas.

Proteger a los niños y crearles oportunidades sociales y educativas, además de un deber del Estado, es la mejor y más inteligente política para mejorar la seguridad ciudadana.

 

 

 

Fuente: LMNeuquen