2 May, 2019 por

Miguel Manríquez recibió en Legislatura un aporte para Casa Tuya

 

“Más allá de la carrera, lo que demostró Miguel es que si uno tiene un corazón solidario puede ayudar a quienes los han ayudado”, expresó el vicegobernador de la provincia del Neuquén, Rolando Figueroa, quien recibió junto al diputado Maximiliano Caparroz esta tarde en la Legislatura a Miguel Manríquez, corredor ciego que corrió en el mes de abril los 110 kilómetros en el Patagonia Run acompañando el proyecto Casatuya que lleva adelante la Asociación ‘Puentes de Luz‘ de San Martín de los Andes

 

Figueroa resaltó la importante labor que ‘Puentes de Luz‘ lleva a cabo, “porque siempre aprendo de cómo en una asociación en el sur neuquino dan todo permanentemente para que los chicos puedan estar mejor. Y cómo, en su momento, estos chicos pueden colaborar con la institución como lo viene haciendo Miguel”.

 

“Este plan para lograr que cada uno de ellos puedan llegar a tener una vivienda es el llamado de atención que ha hecho Miguel, haciéndolo visible por todos los medios y dando a conocer el excelente trabajo que realizan en Puentes de Luz”, afirmó el vicegobernador.

 

Las autoridades Legislativas hicieron una mención a Manríquez por su participación deportiva con un fin solidario, y entregaron un aporte de la Legislatura en colaboración con la campaña que lleva adelante el corredor para Puentes de Luz. Un proyecto que apunta a la compra de un terreno y la construcción de la primera vivienda para personas con discapacidad.

 

Maximiliano Caparroz dijo que es un orgullo recibir a Miguel en representación de los diputados de la casa, “porque es un ejemplo para todos nosotros. Un neuquino que pese a las adversidades nos da un ejemplo de superación a través del deporte”.

 

Miguel Manríquez explicó que Casatuya es un viejo anhelo de Puentes de Luz, “y el año pasado después de correr 70 kilómetros me preguntaron si iba por más, y acepté el desafío si alguien colabora con las personas con discapacidad”. “Al ser esta una necesidad tan palpable, no había más que hacerlo y lo hice con mucho placer”, agregó y dijo esperar que prontamente esté la primera de las casas para seguir adelante. Miguel fue recibido en la Legislatura junto a Luis Rodríguez, director ejecutivo de Puentes de Luz.

 

En el 2010, Miguel Manríquez tuvo un accidente de trabajo que lo dejó ciego. A partir de sus ganas de transitar este nuevo camino que se interpuso en su vida, la ONG Puentes de Luz fue clave en su rehabilitación. Desde ese momento comenzó a participar de distintas carreras hasta completar los 110K en el último Patagonia Run.

 

En la campaña de concientización y recaudación Casatuya todos pueden participar con la compra de un kilómetro por un dólar, con el desafío de recorrer 200.000 kilómetros y juntar 200.000 dólares para la adquisición de un terreno y la construcción viviendas para personas con discapacidad. Miguel ya tiene su casa, pero corre para que sus pares puedan tener la suya.

 

Durante su participación en la carrera Mujeres Corren el 9 de marzo en San Martín de los Andes ya lograron recaudar 8.300 dólares para la campaña. ‘Puentes de Luz’ es una Asociación Civil sin fines de lucro que incluye dos Centros de Día con actividades terapéuticas, pedagógicas y de rehabilitación; un club de amigos para la inclusión y recreación de los jóvenes; y un proyecto productivo llamado “Sabor Natural” mediante el cual recaudan fondos a través de la comercialización de productos orgánicos y gourmet.