6 Feb, 2020 por

Odil Pérez: La educación, la esperanza

En un emotivo discurso durante el Aniversario 122 de nuestra ciudad, una estudiante de la EPET 21 agradeció a las autoridades por la finalización del nuevo edificio ubicado en el Lote 27 y apeló a la comunidad y a los gobernantes para seguir creciendo como ciudad “desde una perspectiva ecológica”.

Una joven de nuestra ciudad, Odil Arrué Pérez Gargallone, quien en algunos días comenzará a cursar su último año del secundario en el nuevo edificio de la EPET 21, brindó un emocionante discurso durante el Aniversario 122 de nuestra ciudad, en el marco de la Ordenanza 9877 que estipula un espacio para la comunidad educativa en cada Acto.

En un principio agradeció al Gobernador Omar Gutiérrez “por los esfuerzos en terminar esta obra, que permitirá a 440 estudiantes y más de un centenar de personal docente y no docente empezar las clases en el Lote 27, después de tanto sacrificio”.

Odil contó que su “inspiración y aspiración” es “lograr estudiar Ingeniería Nuclear en el Instituto Balseiro de Bariloche”, y pidió a la comunidad trabajar conjuntamente con el Municipio, a través de la Subsecretaría de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), “para tratar cada vez en mayor profundidad la problemática de la basura en nuestra localidad”, así como avanzar en nuevos proyectos y capacitaciones, entre ellas, de implementación de biodigestores caseros o industriales, para que estén presentes en la mayoría de los hogares.

En este mismo sentido, hizo hincapié en que los vecinos y funcionarios se interioricen en los proyectos de la Comisión TESMA (Transición Energética de San Martín de los Andes), en el etiquetado de hogares, en el análisis de consumo y de dióxido de carbono producido, “para avanzar y crecer como ciudad, desde una perspectiva ecológica”.

“Considero importante que el Gobierno y los adultos nos prioricen, y qué mejor que hacerlo a través de la educación”, añadió: “Espero que poco a poco se pueda ir garantizando la calidad educativa para todos los niños, niñas y jóvenes de la ciudad y que también puedan festejar, al igual que los estudiantes de la EPET 21”.

Para finalizar, Odil extendió un reconocimiento a los primeros pobladores de San Martín de los Andes y a las comunidades originarias, “ya que gracias a su trabajo y esfuerzo podemos disfrutar de este maravilloso lugar y que el mundo pueda admirar su belleza”, y para finalizar agregó: “Esto nos obliga a aportar a todos nuestro granito de arena, para mantener y mejorar el lugar donde vivimos. Hablo de pequeñas cosas que están a nuestro alcance, como hacer sentir cómodo al visitante, recordándole que los papeles no se tiran en el piso sino en recipientes que el Municipio coloca para ese fin, hablo de ser respetuosos con el ambiente al no dañarlo, de respetar como conductores, y que que todos sigamos sintiéndonos bien en este bendito lugar en el que vivimos”.