En este marco, el gobernador de dicha provincia,Alberto Weretilneck, expresó que “Cuando ponemos en marcha una política pública como es la de ablación, tenemos que entender que es un tema de todos. El éxito está en la participación de todos los integrantes del sistema. Por eso quiero felicitar al Ministerio de Salud y personal de nuestros hospitales”. Y luego añadió: “También quiero reconocer a las familias que tuvieron la decisión de donar después del dolor”.

Por su parte, el coordinador de CUCAI Río Negro, Leonardo Uchiumi explicó que “el apoyo político para estas actividades y programas es fundamental. A partir de indicadores que relevamos en 2015 elaboramos un plan estratégico con dos objetivos: El trabajo en la promoción en la población para que con información actualizada se tome una decisión responsable sobre la donación, pudiendo a partir de ella mejorar la calidad de vida de hasta 11 personas y tener el sistema de salud preparado, capacitado y bien equipado para dar respuesta”.