4 Jun, 2019 por

Quedó imputado y detenido el acusado de abuso sexual, linchado por vecinos

Foto: Federico Soto

 

El primero de los hechos ocurrió en fecha indeterminada pero durante 2015, en horas de la noche, en el interior de la vivienda de la localidad de San Martin de los Andes. El hombre abusó sexualmente de la hija de su pareja en ese momento, quien tenía 6 años de edad. Posteriormente la amenazó para que no relate lo ocurrido.

 

Además se le atribuyó que en fecha indeterminada pero en días previos al 30 de julio de 2015, la madre de la niña se enteró de lo ocurrido y quiso llevarla al hospital. En ese momento el imputado la golpeó y amenazó con matarla si contaba algo. Al día siguiente, el hombre la golpeó y la encerró al menos una semana en la vivienda que compartían.

 

Por estos hechos la fiscalía lo acusó por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la situación de convivencia preexistente con una menor de 18 años en perjuicio de la niña (artículos  119 cuarto párrafo inciso «f», en función del 119 segundo párrafo y 45 del Código Penal). Esto en concurso real con lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas en concurso ideal, que concurren de manera real con la privación ilegítima de la libertad, en perjuicio de otra de las víctimas, en calidad de autor, (artículos 54, 55, 92 en función del 89, 80 inciso primero, 45, 141 y 149 bis del Código Penal).

 

También la fiscalía lo acusó por un hecho ocurrido el 30 de mayo pasado, alrededor de las 23:30. Fue en el interior de una vivienda de la ciudad de San Martín de los Andes. El imputado llegó en estado de ebriedad y golpeó en el rostro a una mujer con la que entabló una relación de pareja. Y en fecha indeterminada pero aproximadamente dos meses previos a ese hecho, abusó sexualmente de manera continuada, reiterada y sistemática de una nena de 11 años que era hija de la mujer, en momentos en que se encontraba a solas con ella.

 

Estos hechos fueron calificados como delito de lesiones leves agravadas por el vínculo, en concurso real con el delito de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido aprovechando la convivencia preexistente con una menor de 18 años de edad, en forma continuada, sistemática y reiterada. Todo ello en calidad de autor (artículos 45, 55, 92 en función del 89, 80 inciso primero  y 119 cuarto párrafo inciso f y segundo párrafo del Código Penal).

 

El imputado llegó a la audiencia detenido. El representante del Ministerio Público Fiscal solicitó como medida cautelar la prisión preventiva por un plazo de 60 días. Argumentó la existencia de peligro de entorpecimiento y fuga.

 

El defensor de los Derechos del Niño y el Adolescente adhirió al pedido de la fiscalía.

 

El juez de garantías a cargo de la audiencia dio por formulado los cargos y dispuso la prisión de la prisión preventiva del imputado por 30 días a partir del 1 de junio.

 

El plazo de investigación fue fijado en cuatro meses.