22 Ago, 2019 por

San Martín de los Andes necesita un “consenso de ciudad”

 

En el día de la fecha y a la luz de públicos acontecimientos que han dado por resultado una ciudad  cubierta de basura y la persistente incertidumbre de no contar con un emplazamiento estable para una operación transitoria de transferencia, la Defensoría del Pueblo y de Ambiente  conminó al Departamento Ejecutivo Municipal a que, sin perjuicio de las gestiones en marcha y de sus resultados, dé cumplimiento al artículo 47 de la Ordenanza de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.

Esa norma crea una Comisión de Seguimiento con la participación de vecinos y vecinas y organizaciones comunitarias, con el efecto de monitorear todas y cada una de las instancias que integran la gestión integral de residuos sólidos urbanos (RSU).

Hasta el presente, la falta de reacción frente a la magnitud del problema hasta que se licite y construya una planta de transferencia de RSU definitiva para el traslado de la recolección diaria al Relleno Sanitario de Alicurá, se ha visto sesgada por constantes idas y vueltas y fuertes controversias con vecinos y vecinas.

Es por ello que se necesita un ámbito de discusión, de aporte de soluciones con múltiples miradas y, al cabo, un “consenso de ciudad” que dé sustento a las medidas en torno de los RSU, cuando aquellas entran en contradicción con los derechos de los vecinos y las urgencias de la hora.

La DPA entiende que ese instrumento ya fue previsto y está incumplido, cual es la comisión de seguimiento del artículo 47 de la Ordenanza de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.

Hoy San Martín de los Ande está en virtual emergencia por su basura, a pesar de que ya cuenta con un centro de disposición final en Alicurá, lo que parecía inalcanzable hace menos de un año.

Es por ello que se necesita más que nunca construir soluciones de consenso, inteligentes y acordes con la actual situación de coyuntura.

Equipo de la Defensoría del Pueblo y del Ambiente
San Martín de los Andes