11 Jun, 2019 por

San Martín de los Andes ya no tiene dónde dejar la basura

El vertedero de la localidad está colapsado y hay una medida judicial que prohíbe llevar los desechos domiciliarios a Alicurá, que es la propuesta que hizo la Provincia.

San Martín de los Andes está sin sitio para poder depositar sus residuos. Actualmente tiene colapsada la celda cinco que es el único espacio disponible. Además se encuentra entre dos acciones judiciales: una que le impide abrir una nueva celda en el relleno sanitario ubicado en Chacra 32, y otra que prohibe llevar los desechos domiciliarios al basurero regional ubicado en Alicurá que era el sitio donde el municipio preveía enviarlos.

Desde el Ejecutivo anticiparon que preparan un escrito para presentar en la justicia y pedir que se levante esta última medida cautelar.

En la ciudad se generan 30 toneladas diarias de basura.

“Entendemos que están dadas las condiciones operativas y de funcionamiento de la celda de Alicurá para poder recibir residuos y que no se puede seguir tirando la basura en la quinta celda”, manifestó el coordinador de Gabinete de San Martín de los Andes, Germán Lo Pinto. “La quinta celda está por encima de los niveles de colmatación y ya en los niveles de la cuarta celda”, reflejó.

A comienzos de este año una resolución de la jueza Andrea Di Prinzio Valsagna dispuso en el basurero ubicado en el paraje Alicurá (que fue la propuesta provincial para resolver el problema de San Martín) “el cese de las actividades de volcado de residuos, prohibiéndosele a la provincia del Neuquén, que continúe con el vertido de residuos de cualquier índole en el inmueble”.

En el escrito la jueza dice que no se ven “los presupuestos para que se desarrolle el relleno sanitario” sino más bien lo descripto como un basural a cielo abierto.

También hay una disputa en el terreno donde se instaló el vertedero regional. La familia Villagra afirma que tiene la ocupación precaria del lote.

Germán Lo Pinto anticipó que la próxima semana pedirán a la justicia la reapertura inmediata de Alicurá porque la ciudad “se encuentra con una dificultad que es la colmatación de la quinta celda que, por medidas de mitigación, se logró prolongar la posibilidad de utilización pero nos encontramos ya con el límite”. Explicó que se sigue usando la quinta celda “con todo un proceso de optimización” y se incrementó la actividad de reciclado en la Planta Sirve, lo que implica “mayor cantidad de residuos que son reciclados”.

El problema se inició en 2017 cuando el Juez Andrés Luchino hizo lugar a una acción de amparo ambiental que determinó que no puede abrirse una sexta celda como depósito de basura en el predio en Chacra 32, por la cercanía de un barrio.

El repositorio está ubicado a metros de un barrio. (Foto: Patricio Rodríguez)

Aseguran que el repositorio regional está en condiciones

“Ahora está alambrado, ya está la celda, están las medidas de seguridad, está impermeabilizado, tiene un sistema de recolección de lixiviado, y está en condiciones de operar el relleno sanitario en Alicurá y estamos esperando que la jueza levante la medida cautelar para que se pueda empezar a recibir los residuos en primera instancia de San Martín de los Andes”, aseguró Mauro Leonard, Director Provincial de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El plan es la creación de tres centros regionales de disposición final operados por la Provincia.

Indicó que en el centro regional GIRSU del Sur, ubicado a 5 kilómetros de la Ruta 237, se construye una planta para el tratamiento de los líquidos lixiviados y mientras tanto hay maxibidones para que cuando haya precipitaciones “se puedan contener los líquidos lixiviados hasta tanto estén construidas las piletas de tratamiento”.

Agregó que “las tierras son más de 1.000 hectáreas propiedad de la Provincia y lo que se dio hace varios años fue una autorización para pastoreo y una persona lo tomó en beneficio propio”.

Análisis: El después vemos y la venta de espejitos (Por Mario Rojas) Diario Rio Negro

El 28 de julio de 2017 un juez de primera instancia le prohibió al municipio de San Martín que siguiera utilizando el relleno sanitario de la Chacra 32. Por entonces habían pasado 8 años que la Legislatura sancionó la ley 2648 que preveía la erradicación de basurales y pugnaba por la creación de vertederos regionales. San Martín autorizó el barrio y el vertedero con la idea que “después vemos”.

El futuro llegó más rápido de lo esperado y la urgencia ató las manos de la intendenta Brunilda Rebolledo.

Todos se acordaron de la propuesta del exintendente Rubén Campos de Junín quien prometió el oro y el moro y algunos dicen que recibió apoyo financiero para hacer un repositorio regional. El lugar elegido era de un privado y las esperanzas de tres pueblos se esfumaron.