3 Feb, 2020 por

San Martín de los Andes ya palpita el Cruce a Nado del Lácar.

El próximo sábado 8 de febrero, San Martín de los Andes será escenario de la 34° edición del Cruce a Nado del Lácar, uno de los eventos deportivos no competitivos más convocantes y esperados del verano.

Desde el año 1985 se viene realizando esta actividad en la localidad, que tiene como objetivo unir a nado las cosas de La Islita y Catritre. En esa oportunidad, el pionero fue el guardavidas Mario Vegazzi, quien acompañado por dos amigos que lo secundaban en canoa, logró cumplir con el recorrido de 2200 mts.

Este año, ya con la popularidad que logró este evento, se han confirmado 60 inscriptos de distintas procedencias, como por ejemplo desde varias localidades de la provincia de Buenos Aires y de Córdoba. 

Manolo Tosar, presidente del Club Náutico de San Martín de los Andes, en diálogo con Lacar Digital, comentó que hay tiempo para inscribirse hasta el próximo viernes 7 a las 13hs. en Av. Koesler 1802 y que para la misma el requisito es presentar un apto médico firmado por un profesional, conjuntamente las planillas completas que se bajan desde la página del club. Además, Tosar, hizo mención del gran operativo de seguridad que hay detrás de este evento “que está relacionado con los requisitos que nos impone Parques Nacionales, hay un protocolo de seguridad con médicos en el agua, enfermeros en la costa, embarcaciones a motor y a remo siguiendo a los nadadores”, declaró.

 El presidente de la entidad organizadora del evento, detalló también algunas de las reglamentaciones, por ejemplo el tiempo máximo de permanencia en el agua, que es de una hora y media ya que “es el tiempo en el cual ya el cuerpo entra en hipotermia y es un amplio margen para un nadador semi-entrenado para recorrer 1200 mts”.

El evento puede ser presenciado desde la playa de Catritre a partir de las 12hs, ya que a esa hora salen los nadadores desde La Islita y se estima que llegarán cerca de las 13.30hs, donde serán recibidos por los concurrentes y se entregarán los premios y las medallas.

De esta manera, la localidad tendrá a disposición de su gente y los visitantes un nuevo evento para los amantes del deporte en aguas abiertas, que puede disfrutarse en familia por tratarse de una actividad no competitiva y es uno de los atractivos de un verano que sigue brindando opciones.