5 Ago, 2019 por

Se fugaron de una comisaría de Neuquén tras golpear a un guardia

Montaron un gran operativo cerrojo en toda la ciudad para intentar dar con los sospechosos. El efectivo que fue herido terminó internado en una clínica de Neuquén.

Tres jóvenes condenados que estaban alojados en la Comisaría 44 del barrio Valentina Sur se escaparon de la unidad luego de limar un barrote de su celda y golpear a un cabo que estaba de cuartelero. Ocurrió anoche alrededor de las 21, el efectivo permanece un internado y la Policía montó un operativo cerrojo en toda la ciudad para dar con los evadidos.

Los fugados tienen condenas por distintos hechos, que no están firmes: Jonathan Cañete (20) fue sentenciado a siete años por unificación de causas por robos, a Lucas Muñoz (19) lo sentenciaron a cumplir seis años y ocho meses también por robo, y en el caso de Claudio Ortega (19), fue condenado recientemente a cumplir 12 años de prisión por un homicidio ocurrido en el barrio Gran Neuquén.

El director de Delitos de Neuquén, el comisario mayor Juan Darío Varela, explicó en declaraciones radiales que tomaron conocimiento a las 21.05 de anoche cuando la guardia de la unidad se encontró con su compañero golpeado en el rostro. El herido es el cabo primero Fioriti, quien fue trasladado al hospital Bouquet Roldan y luego internado en una clínica privada con traumatismos de cráneo.

La Comisaría 44 del barrio Valentina Sur se ubica en la esquina de José Bustos Pérez y El Dorado. (Foto: Archivo.-)

Instantes después llegó personal de Delitos al lugar para realizar una inspección y determinaron que los presos habían limado un barrote inferior de la celda en la que estaban alojados, que da hacia el corredor interno de la unidad al que sólo accede el celador, luego llamaron al cuartelero y cuando este fue hasta el lugar lo golpearon en el rostro. Luego los internos accedieron al patio y saltaron una reja hacia la calle José Bustos Pérez que da al lateral de la unidad y de allí huyeron con rumbo incierto.

Varela indicó que se comenzaron a analizar cámaras de seguridad que están en los accesos al barrio para determinar si hubo un tercer cómplice que los ayudó en el exterior a escapar de la unidad. «Se están chequeando las cámaras para determinar fehacientemente las versiones de varios vecinos y se está trabajando arduamente en la recaptura de los evadidos», indicó. Uno de los operativos inmediatos fue sobre el puente de Las Perlas para que los fugados no se dirijan hacia la vecina provincia de Río Negro.

Este hecho vuelve a poner el foco en la detención de personas en Comisarias, que no están preparadas, a principio de año ya se había producido la fuga de tres jóvenes en la Comisaría Tercera de Neuquén, los tres sujetos fueron atrapados en un lapso de un mes. Ante cualquier información la Policía solicitó que la comunidad se comunique con el 101, que es el centro de operaciones policiales o cualquier unidad cercana.