10 Dic, 2019 por

Se prohibirán los sorbetes y vasos plásticos en nuestra ciudad

 

El Concejo Deliberante de San Martín de los Andes creó “Programa para la reducción de la utilización de sorbetes y vasos plásticos, por parte de establecimientos comerciales de la ciudad de San Martín de los Andes”.

Son sus objetivos prevenir la generación de residuos plásticos descartables, a través de la prohibición progresiva en la utilización, entrega y expendio de sorbetes plásticos de un solo uso; concientizar a la población que la reducción del uso de plásticos es responsabilidad de la sociedad en su conjunto, no solamente de los productores, distribuidores y comercializadores, sino también de los consumidores y de la administración pública; y generar campañas de  educación,  información y concientización, respecto al impacto negativo que tiene la utilización de sorbetes y vasos plásticos para nuestro medio ambiente.

La prohibición de utilización, entrega y expendio de sorbetes y vasos plásticos de un solo uso se implementará de manera progresiva, desde la entrada en vigencia de la ordenanza; de manera inmediata no se permitirá ofrecer o colocar sorbetes plásticos de un solo uso a la vista del cliente; mientras que a partir de los seis meses, no se permitirá la utilización, entrega y expendio de sorbetes y vasos plásticos de un solo uso.

La Subsecretaría de Gestión Ambiental será la autoridad de aplicación, la que deberá rlaborar la correspondiente Reglamentación, que deberá establecer el conjunto de medidas concretas y progresivas que los comercios deberán llevar a cabo para la reducción a cero, de estos elementos.

A su vez el Juzgado Administrativo Municipal de Faltas efectuará, a partir del dictado de la Reglamentación, la tipificación de las infracciones y el régimen de sanciones y penalidades.

El Concejal Gonzalez, autor de la iniciativa, fundamentó el proyecto en los antecedentes que reflejan que desde el año 2018, distintos municipios de la costa bonaerense han legislado al respecto de este tema debido a que en los elementos plásticos que habitualmente usamos se encuentran presentes en su composición, metales pesados que son utilizados para dar color a todos los plásticos, los que son sumamente tóxicos para el hígado, riñon, el sistema nervioso y el cerebro, además de ser potencialmente cancerígenos.

Mediante estudios realizados, se estima que el 90% de aves marinas, ballenas, delfines y algunas especies de tortugas, han ingerido algún tipo de plástico, incluyendo sorbetes. Es dable imaginar tal situación en nuestros cursos de agua y el efecto nocivo en toda la avifauna patagónica.

Según estudios científicos, los plásticos en general pueden tardar hasta 1000 años en degradarse, ya que no son biodegradables, por lo tanto son basura eterna y las empresas de reciclado no los utilizan por su difícil acopio, debido a su tamaño.