10 Jun, 2020 por

Semana de las alergias alimentarias

Desde el lunes 8 y hasta el 14 de junio, la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC), que desde 1949 tiene como objetivo capacitar y actualizar a los profesionales de la salud en esa especialidad, se encuentra abocada a la Semana Argentina de las Alergias Alimentarias con el fin de promover la concientización y mejorar el manejo de las enfermedades vinculadas a la ingesta de algún alimento.

Dichas enfermedades afectan a 1 de cada 12 niños. “Las alergias alimentarias tienen su origen en la respuesta anormal del sistema inmunológico contra las proteínas de ciertos alimentos” – explicó el Dr Claudio Parisi, especialista en Alergia e Inmunología a Lácar Digital. 

Las principales manifestaciones son enrojecimiento alrededor de la boca, ronchas y/o hinchazón en labios y párpados. La más grave es el shock anafiláctico (con riesgo respiratorio y cardíaco) y otros síntomas que suelen presentarse son gastrointestinales, como cólicos, vómitos, reflujo y diarreas, entre otros.  “Esta reacción se repite cada vez que se ingieren estos alimentos, entre los cuales están la leche de vaca y el huevo, aunque también se presentan reacciones ante la soja, el trigo, frutos secos, pescado, mariscos y el maní”, explicó el ex presidente de la AAAeIC.

Los especialistas reconocen que, si bien hay una predisposición genética puede haber otros factores que favorecen su desarrollo. El tratamiento básicamente se realiza eliminando el alimento en cuestión de la dieta del paciente. Por ejemplo en caso de alergia a la leche de vaca, ésta puede reemplazarse por fórmulas lácteas especiales, indicadas por el médico según el tipo de alergia. Como medida de prevención, los especialistas recomiendan favorecer el parto natural, mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta los 2 años, evitar antibióticos innecesarios, sobre todo los primeros meses de vida y fomentar en la madre una dieta variada y saludable sin restricción de alimentos alergénicos, durante el embarazo y la lactancia

“En general, las alergias alimentarias son una condición benigna y transitoria, solo un porcentaje menor no se cura. El trabajo en equipo entre paciente, familia, comunidad, docentes y el personal de salud es fundamental para promover un ambiente seguro y mejorar la situación de los niños con alergias alimentarias”, concluyó el Dr. Parisi.