21 May, 2020 por

Tapabocas transparentes: «el objetivo es facilitar la comunicación entre los agentes públicos y la comunidad sorda»

En plena flexibilización de la cuarentena, los tapaboca se convirtieron en una prenda más del atuendo cotidiano, a muchos los hace sentir protegidos, a otros los deja totalmente aislado.

Son sordos e hipoacúsicos, y ver los labios de su interlocutor les facilita entender lo que les dicen, pero los tapabocas, que vinieron para quedarse por un largo tiempo, convierten la comunicación en una tarea imposible.

Una vecina de San Martín de los Andes, que es hipoacúsica y se le rompieron los audífonos, tuvo la difícil tarea de intentar sacar un turno médico.

La falta de preparación ante estas situaciones deja al descubierto la necesidad de empezar a implementar políticas de inclusión reales, donde se tengan en cuenta todas las discapacidades y no solo aquellas que son «visibles».

Romina, a quien llamaremos así para proteger su identidad, manifestó a Lacar Digital «el problema es que en los centros médicos no tiene los barbijos con la parte de la boca transparente o las máscaras transparentes para que, si va una persona sorda o hipoacúsica, poder bajarse el barbijo y hablarle con la máscara transparente».

«Directamente te atienden con el barbijo y yo no les escucho nada», expresó Romina.

A su vez, Romina planteó «Mi objetivo sería que se pueda entender que no todas las discapacidades son visibles, la sordera es una discapacidad invisible y al ser invisible la gente no sabe cómo tratarnos».

Atentos a este reclamo, que se repite a lo largo y ancho de la provincia, los diputado de “Siempre”, Andrés Peressini,  junto a su compalera de banca, María Laura Bonotti presentaron un proyecto de declaración (el número 2888), que se aprobó por unanimidad, en el que manifiestan la urgencia de incorporar barbijos transparentes en todas las localidades.

El proyecto «declara necesario el uso de barbijos transparentes para facilitar la lectura labial que hacen las personas con algún tipo de discapacidad auditiva».

Fuentes cercanas al diputado le contaron a Lacar Digital que «integrantes de la comunidad sorda de la provincia tuvieron dos encuentros virtuales con el equipo de “Siempre” para compartir experiencias cotidianas que están viviendo las personas sordas e hipoacúsicas».

Por su parte el diputado Peressini le dijo a este diario «el objetivo es facilitar la comunicación entre los agentes públicos y la comunidad sorda», y agregó, «la comunidad sorda son un millón de personas en el país, y más de 500 en la provincia».

El proyecto apunta a que este tipo de barbijos, que es transparente y permite la lectura de labios, lo usen quienes presten servicios en salud, en las fuerzas de seguridad, y funcionarios públicos para una mejor comunicación.

«La idea es que sea habitual el uso de barbijos transparentes para todos los que ocupamos un cargo».

Finalmente Andrés manifestó que están trabajando en la inclusión de todas las personas con discapacidad y que por eso en la misma declaración plantearon «que los informes del Covid, de prevención y todo lo que se expresa por escrito salga también en audio, porque hay personas no videntes que no tienen el programa de transcripción de texto a audio».