28 Nov, 2019 por

Villa La Angostura: 4 años de prisión por lesiones graves y violencia de género

Imágen ilustrativa

 

Por pedido del fiscal del caso Adrián De Lillo, un tribunal colegiado condenó a P.A.B a cuatro años de prisión por golpear y amenazar a su expareja, además de desobedecer una orden judicial. Los hechos, ocurrieron en la localidad de Piedra del Águila.

 

El imputado había sido declarado autor material y penalmente responsable de los delitos de lesiones graves calificadas por haber sido cometidas contra cónyuge y mediando violencia de género (Artículos 92, 80 inciso 1 y 11); amenazas (Artículo 149 bis) ambos en calidad de autor y en concurso real (Artículo 55 del Código Penal), los cuales a su vez concursan en forma real (Artículo 55 del Código Penal) con desobediencia a una orden judicial – 2 hechos – en concurso ideal entre sí (Artículo 239 del Código Penal).

 

La teoría del caso del Ministerio Público Fiscal fue que el primer hecho ocurrió el 2 de marzo de 2019. Alrededor de las 2 P.A.B se presentó en una casa de la localidad de Piedra del Águila, donde vive su exesposa junto a una hija de ambos. En la vivienda se generó una discusión. El fiscal del caso planteó que “en esas circunstancias, y en el ámbito de una relación enmarcada en una situación de violencia de género, el hombre le dio golpes de puño en la cabeza y una vez que la víctima se hallaba en el piso comenzó a darle patadas, mientras la amenazaba». La víctima sufrió diferentes lesiones producto de los golpes.

 

Con dicho accionar, el acusado desobedeció la orden impartida por Juzgado de Todos los Fueros de Villa La Angostura, en la cual el 1 de noviembre del 2018 dispuso la prohibición de efectuar cualquier acto de violencia, intimidación o perturbación de manera física, verbal, telefónica y/o virtual respecto a la víctima ya sea en su domicilio o lugar de trabajo. Posteriormente dicha medida fue mantenida el 2 de marzo de 2019. Además, el acusado desobedeció una orden impartida con fecha 4 de diciembre de 2018.

 

El tribunal encargado de establecer la pena se tomó un cuarto intermedio de aproximadamente una hora para deliberar y luego dio a conocer su veredicto. Por unanimidad, impuso al acusado la pena de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo.

 

El tribunal comunicó que la sentencia completa será remitida electrónicamente a las partes dentro del plazo legal.