9 Jun, 2022 por

Alud en Bariloche: ONG alerta por el avance de las construcciones y el riesgo ambiental

La Asociación Civil Árbol de Pie señaló que el episodio del complejo Huinid es solo un «trágico aviso» de una situación que se había advertido en diversos estudios técnicos. Cómo es la situación de habilitaciones en nuestra ciudad?

La tragedia del alud que dejó un saldo de tres muertos en el complejo turístico Huinid, ubicado en el kilómetro 2,600 de la avenida Bustillo de Bariloche, generó repercusiones encontradas en la comunidad y una mirada crítica de ambientalistas que advierten que «se podría haber evitado» el siniestro.

La Asociación Civil Árbol de Pie señaló que el desprendimiento de barro y árboles a metros de una obra en construcción en el complejo turístico -que realiza un centro de convenciones- y que afectó a un hotel ubicado debajo que recibió unas 130 toneladas de material en su interior, no es «culpa de la lluvia».

«La causa de esta desgracia, que no debería haber ocurrido, fue la codicia, la desidia, la mala praxis, fueron muchas cosas, no la lluvia. Cada aprobación, cada excepción, cada violación de la normativa, pone en riesgo no sólo al ambiente, sino a quienes están dentro del él», indicó la ONG ambientalista a través de un comunicado que titula «El valor de la vida humana».

La organización señaló que se deben respetar las leyes y los límites dispuestos para las edificaciones y apuntó: «La cuestión no es retorcer las normas para que entren más metros cuadrados, para exprimir un poco más a esta tierra que ya está dando lo último de sí».

Árbol de Pie recordó que en el predio donde ocurrió el alud, en 2011 se produjo una tala masiva de 423 cipreses para construir el segundo hotel del complejo de la firma All Flags S.A, denominado Pioneros, que se ubica en la parte más alta del predio con acceso por la Avenida de los Pioneros. Aquel desmonte fue sancionado durante la gestión del exintendente Marcelo Cascón.

«Hubo una sanción, eso no importa, porque no debió ocurrir nunca, pero como lo hicieron porque total después se paga la multa, no es posible que después de cometer un delito ambiental se autorice seguir con proyectos a todas luces dañosos para el ambiente», remarcó la organización ambientalista que planteó que «no se puede permitir construir cuando para llegar a la concreción del proyecto se deben destruir áreas sensibles, con inestabilidad geológica».

Árbol de Pie señaló además que existen restricciones de edificación por «las posibles consecuencias ante la grave afectación al ambiente«, por lo que no se comprende que la empresa, la Municipalidad y la Dirección de Bosques de la provincia, hayan avanzado «con nuevas y brutales intervenciones en el terreno».

La ONG dijo que este episodio fue «sólo un trágico aviso» de algo que se venía alertando con estudios técnicos de diversos organismos y cuestionó que el gobierno local no pone en vigencia una ordenanza sancionada en 2020 para el ordenamiento de bosques nativos, permanentes y protectores.

En este punto, también atribuyeron a la provincia la negativa de obedecer las intimaciones de la Auditoría General de la Nación y del Procurador General de la Provincia para actualizar el mapa de la ley provincial 4552 de protección de bosques nativos.

«No existe justificación alguna, más allá del mandato del Dios Mercado, para habilitar una obra en zona boscosa con pendiente ni tampoco para autorizar, desde el Servicio Forestal Andino, su desmonte», remarcó la ONG ambientalista que aludió a una investigación por el presunto delito de homicidio culposo que afrontarían (autoridades y propietarios) tras la muerte de tres turistas.

«Se olvidan de algo. El valor de la vida humana está por encima de todos los demás», concluyó Árbol de Pie.

También la Asamblea Antimegaminería de Bariloche recordó la tala realizada años atrás y “la construcción desmedida en entornos naturales que no lo permiten está todo autorizado por el gobierno”.

“La deforestación a lo largo de todo el Cerro Otto, los desvíos artificiales de las vertientes, la falta de obra que pudiera prevenir semejante deslave, aseguran futuras nuevas catástrofes”, advirtió la asamblea que indicó que “el problema central es la falta de planificación urbana, loteos por todas partes, todo para la explotación turística, no para viviendas populares para los trabajadores”.

RÍO NEGRO intentó obtener respuestas del municipio respecto de la obra en construcción y su autorización, pero hay hermetismo en el gabinete y hasta el momento nadie respondió.

En tanto, la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Bariloche, que está presidida por el dueño de Huinid, Claudio Roccatagliata, emitió un comunicado de respaldo a los directivos de la empresa y valoró que se «activaron rápidamente los protocolos de emergencia dando conocimiento a las autoridades y evacuando el edificio involucrado y se pone a su disposición al aguardo que en el corto plazo retome sus actividades habituales».