«El gobierno deberá plantear un plan de contingencia con suspensiones de todos los cargos impositivos, financieros, patronales y restablecer la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP)», especificó el titular de la entidad representativa de las pymes, y pidió también que los gobernadores adopten medidas especiales para evitar el cierre de más empresas.

Cabe destacar que las pymes movilizan el 70% del empleo privado del país y, por el impacto de la primera cuarentena estricta, CAME registró un cierre masivo de comercios que alcanzó a un 15.6% de los locales del país, que representan más de 90 mil comercios.

«Hay sectores terriblemente afectados que ya no tienen margen para reconvertirse ni mantener la actividad», sostuvo Díaz Beltrán.