21 Jul, 2020 por

Claudio Vargas: «Me salvó el casco gracias a Dios»

Ayer por la tarde en una de las tantas salidas que Claudio hace por la montaña, a veces solo, a veces con su papá o amigos, jamás pensó que su destino iba a sufrir semejante golpe. Un auto que venía en la misma dirección que el lo embistió de atrás y a pesar de no recordar casi nada de lo sucedido debido al fuerte impacto contra el suelo dice que ve el casco partido en dos y solo agradece haber tenido ese tipo de elemento de seguridad en la cabeza. Solo dos semanas tenía su bicicleta y afortunadamente aún internado nos cuenta que está bien.

Hablamos con Claudio Vargas quien ayer sufrió un grave accidente sobre la Ruta 40 cuando bajaba en bicicleta hacia el centro. Allí un VW Gol Trend lo embistió desde atrás y voló por el aire. El casco que llevaba puesto le salvó la vida ya que según podemos ver en las fotos se partió  y arrastró en el suelo por varios metros. El cuadro de la bicicleta se partió en una parte y se dobló en uno de los parantes izquierdos traseros. Él sufrió golpes en hombros, brazos, piernas y una doble fractura de peroné, aun está un poco mareado pero nos cuenta sobre lo vivido.

«Hoy vi la bici y el casco y no lo podía creer, estuve apretándolo a pulso para enderezarlo pero es durísimo el casco, está partido y tiene raspones así que debe haber sido fuertísimo el golpe» dijo nuestro vecino de San Martín de los Andes, Claudio Vargas a Lacar Digital.

«No se que pasó, creo que pierdo noción  de todo cuando me golpeó el auto, ahí perdí la noción del tiempo hasta que me llevan en la ambulancia a la clínica Chapelco. Antes recuerdo que llego al Arrayan largo, metros antes de la entrada me bajo a tomar agua, me cruzo de carril para empezar a bajar por mi mano, me doy cuenta que me faltaba agua y camino 10 metros mas y me meto donde cortaron leña,  ahí había un claro, me meto, junto nieve en la caramañola y no me acuerdo mas» dice a este diario el joven de nuestra ciudad que sufrió el accidente vial en Ruta 40.

«Me ha pegado de lateral, me rajó el cuadro de la bici. Era nueva la bici, tiene justamente dos semanas de comprada. Qué va a ser, por suerte estoy bien que se yo. No le hecho la culpa a nadie, fue un accidente, a cualquiera le puede pasar. Tengo doble fractura de  peroné y golpes en el cuello, los hombros me duelen muchísimo. El casco esta mas estropeado que yo» dice con buen humor aunque no sale de su asombro cuando ve las fotos y el estado de su bicicleta.

Respecto a los que iban en el auto dijo que se comunicó alguien, «no se si el conductor o quien» con su esposa y que iban a ir a verlo, «fue un accidente, no creo que tengan ninguna mala intención claramente fue un accidente. Ojalá que esto sirva para que seamos todos conscientes, salgo bastante a rodar, nunca tuve un problema» finalizó.

Por último Claudio dijo que agradecía  a la gente de la Clínica y el Hospital local por todo lo que son, «sigo un poco mareado por eso no me dieron el alta todavía, de paso me tratan los kinesiologos  acá así me voy tranquilo.»

Claudio se recupera en el hospital local luego del siniestro vial y espera poder volver a su vida normal. Luego de la publicación de la noticia ayer en las redes sociales mucha gente comenzó a hacer comentarios inapropiados respecto a la responsabilidad de las dos partes, sacando conclusiones ilógicas e insultando también a cada uno de los involucrados. Desde nuestra redacción solo esperamos que las noticias sirvan para concientizar y no para juzgar sin conocer cuál fue realmente el problema.

Fotos: Claudio Vargas para Lacar Digital