28 Jul, 2021 por

Cristina Haug representará a la Argentina en el Mundial de Powerlifting en Suecia

La joven de 22 años, oriunda de San Martín de los Andes, es la Campeona Nacional Junior de levantamiento en potencia (o powerlifting), y actualmente se prepara para competir en el Mundial de Suecia. “Es un gran orgullo representar a la Argentina en un torneo de este nivel”, expresó Cristina Haug en conversación con Lacar Digital.

Cristina tiene 22 años, y nació en la ciudad de Bariloche pero se crio en San Martín de los Andes. Desde que es muy chica que el deporte forma gran parte de su vida. En un principio empezó entrenando natación, y llegó a participar de los Juegos Nacionales Evita, hasta que en el año 2016 dejó la natación para dedicarle al entrenamiento de fuerza en el gimnasio Fuerza Natural con Julio Palena

Entretanto, siempre estuvo involucrada en diferentes actividades. Participó de numerosas olimpiadas matemáticas, en campamentos de ciencia, así como también asistía a una escuela de música. Siempre estuvo interesada por la ciencia, y así es como al terminar la secundaria decidió empezar la carrera de Bioingeniería en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), en el cual obtuvo una beca de honor; y actualmente se encuentra cursando el tercer año.

“En el 2018 me mudé a Buenos Aires para comenzar mis estudios, y resultó ser un año muy particular, ya que en mi cuarto día ahí, salí a correr y me fracturé. Por lo que en cuanto al entrenamiento de fuerza quede parada hasta el verano del 2019, cuando me recuperé y volví al gimnasio a retomar el entrenamiento”.

Fue en ese mismo año que se generó el gran salto, cuando se encontraba entrenando en el gimnasio YMCA, en Buenos Aires, y  su entrenador de ese entonces vio que tenia muy buenas condiciones y le ofreció competir en levantamiento de potencia.

“Yo dije que si porque disfrutaba mucho el entrenamiento en sí, y además porque siempre me generó mucha adrenalina la competencia, siempre me gusto competir; así que ahí fue cuando tomé la decisión de federarme. Si bien tenía que aprender a organizarme con los estudios, ya que al estar becada se me exige un determinado rendimiento, yo quería federarme y competir, así que asumí el desafío”.

En mayo de ese año empezó a competir, y en la primera competencia apareció el primer trofeo. Se consagró en el Torneo apertura 2019 de la Asociación de Potencia de Almirante Brown. El segundo cuatrimestre se cambió de gimnasio y empezó a entrenar en el Club de la Fuerza. Y así llegó otro gran logro cuando obtuvo el primer lugar en el Campeonato Nacional de Powerlifting de FALPO – IPF, en la categoría Junior -84kg.

“Para mí fue muy emocionante competir después de tantos años en un torneo nacional; fue muy fuerte. Ahí fue cuando me di cuenta que este es el deporte que me apasiona”, expresó la atleta sanmartinense.

Actualmente, y desde el año 2020 entrena en el Gimnasio Carpo Sao. Su entrenador es Ariel Couceiro.

En cuanto a su participación en torneos internacionales, Cristina explicó que “al ganar el torneo nacional del 2019, y al no haber competencias en el 2020, quedé habilitada a competir este año en los torneos internacionales, tanto en el panamericano que se hace ahora en agosto, como en el mundial que se hace en septiembre, y el sudamericano de fin de año”.

“Pero al haber competido una única vez en un torneo nacional, no estaba segura de largarme a competir en un torneo internacional, así que mi idea era ir únicamente al Panamericano, que se hace en Estados Unidos. Pero al no tener la visa, se empezó a complicar, más que nada por la situación actual de pandemia”.

A raíz de esto, la joven atleta analizó la posibilidad de participar en el Mundial de Suecia cuando se decidió un cambio de sede, ya que originalmente iba a ser en Bielorrusia, un país también muy complicado para ingresar, a diferencia de Suecia. “Cuando me puse a pensar en ir al Mundial, lo hablé con mi entrenador y él me recomendó no perder la oportunidad, que es una experiencia que va a sumar mucho a mi carrera; y a la vez también es un gran orgullo representar a la Argentina en un torneo de este nivel”.

El Powerlifting no es un deporte olímpico, por lo que acceder a las becas deportivas que otorga el Ministerio de Deporte o el Cenard es muy difícil. Por esto, Cristina enfatiza en lo difícil que puede ser para ella viajar a estos torneos si no cuenta con apoyo económico. “La posibilidad de poder participar de los torneos termina dependiendo de uno mismo, de si tenés como financiarlo. Así que por ahora me encuentro ajustando muchas cuestiones organizativas del viaje, permisos, financiación, y demás”.

En cuanto a su experiencia como deportista federada y a la vez estudiante universitaria, Cristina manifestó: “Tomar la decisión de practicar un deporte con fin competitivo implica todo un proceso mental, saber que uno va a tener que resignar ciertas cosas, que va a tener que hacer sacrificios, y asumir nuevos desafíos”.

“Si bien a mí me gusta la competencia por el hecho de superar mis propias marcas, también me encanta por toda la parte emocional que a mí me hace trabajar. El deporte no es solo entrenamiento físico, en gran parte es control mental y conocimiento de uno mismo”.

Para concluir, agregó: “Si una persona tiene la posibilidad de elegir un deporte que disfruta y si tiene la oportunidad de practicarlo, que lo haga. Independientemente de si la práctica de ese deporte conlleva un prejuicio, como es en mi caso, ya que practicar un deporte de fuerza y ser mujer es muchas veces visto de reojo”.

 

Que es el powerlifting o levantamiento en potencia

El powerlifting o levantamiento de potencia es una disciplina de fuerza en la que se debe levantar el mayor peso posible en tres ejercicios diferentes. Estos son: la sentadilla, el press de banca y el peso muerto.

En una competencia, cada participante tiene tres oportunidades para cada ejercicio que se realizan en el orden mencionada anteriormente. El objetivo es levantar el máximo peso posible en cada intento, y que este sea valido.