22 Mar, 2021 por

Desarticulan otra fiesta clandestina, ahora en el Meliquina

La Policía puso fin a otra fiesta clandestina, en la que se estaba celebrando un cumpleaños. Ocurrió en el Lago Meliquina, a 60 kilómetros de San Martín de los Andes.

La Policía de Neuquén desactivó otra fiesta clandestina en la madrugada de este domingo. En esta oportunidad fue en el Lago Meliquina, a unos 60 kilómetros de San Martín de los Andes, donde se está desarrollando un evento ilegal en el que había más de 40 personas.

El comisario inspector Daniel Castillo, coordinador de la zona sur, informó que alrededor de las 4:30 de la madrugada de este domingo llegaron hasta una cabaña ubicada en el Lago Meliquina, donde se estaba desarrollando una fiesta clandestina. Acudieron al lugar tras una denuncia telefónica de un vecino de la zona que aseguraba que allí se estaba desarrollando algún evento ilegal, ya que se escuchaba música a todo volumen y una gran algarabía. Esta situación fue, efectivamente, constatada por personal policial cuando arribó al domicilio señalado.

No se trata de un complejo de cabañas turísticas, sino de una cabaña que era alquilada por un hombre que vive allí y que, según les informó a los policías que pusieron fin a la fiesta, se encontraba celebrando su cumpleaños.

De las más de 40 personas que había en el lugar, la Policía sólo logró identificar a siete, una de las cuales fue el inquilino de la cabaña.

La música se apagó apenas llegaron los efectivos. Más tarde, procedieron a secuestrar una heladería y varias bebidas alcohólicas, mientras que se notificó al responsable de la casa sobre la causa que se iniciará en su contra por violar las medidas de prevención para evitar la propagación del COVID-19, que entre otras cosas prohíbe la realización de este tipo de fiestas.

Los que participaron del evento admitieron su falta y no opusieron resistencia en ningún momento.

El comisario Castillo recordó que, desde el inicio de las medidas restrictivas producto de la pandemia, hasta el día de la fecha, ya fueron siete las fiestas clandestinas que tuvieron que desarticular entre las ciudades de San Martín de los Andes y Junín de los Andes.