21 Dic, 2020 por

Dos años de prisión por violencia de género

Por acuerdo pleno entre la fiscalía y a la defensa del imputado, un hombre, fue declarado culpable y condenado a la pena de dos años de prisión de cumplimiento efectivo por un caso de abuso de armas y violencia de género. Los hechos ocurrieron el 2 de diciembre y, a partir de la investigación fiscal, se logró una condena en poco más de dos semanas. En una audiencia de procedimiento abreviado realizada ayer, la asistente letrada Inés Gerez expuso ante la magistrada el acuerdo al que arribaron las partes, que prevé la responsabilidad penal del hecho y una pena de dos años de prisión de cumplimiento efectivo.

RESEÑA

La teoría del caso que logró acreditar la fiscalía es que el hecho ocurrió el 2 de diciembre pasado, entre la medianoche y las 0:40. El acusado interceptó a su expareja mientras caminaba con un hombre. Les cruzó la camioneta que manejaba y comenzó a increparlos, mientras les tiraba el vehículo encima y les cortaba el paso. Luego se fue del lugar.

Minutos más tarde, el imputado regresó y mientras su expareja y el acompañante iban por la calle, bajó el vidrio de la camioneta, los apuntó con un arma de fuego y disparó dos veces sin causarle heridas. Los disparos impactaron en una vivienda, y dañaron un portón, un vidrio y un proyectil atravesó un escalón de una escalera de madera y la pared de yeso, hasta terminar en la pared del baño a una altura de 1,18 metros.

Tras efectuar los disparos, la víctima le arrojó piedras al vehículo.

Luego, alrededor de las 0:43, el acusado le envió a la mujer un mensaje amenazante, vía Instagram.

Posteriormente, personal policial divisó el vehículo denunciado, lo interceptó y detuvo al imputado.

Gerez explicó que el hombre poseía antecedentes penales, con sentencia impuesta el 1 de octubre del 2015, por la que fue condenado a la pena de 6 meses por lesiones calificadas y amenazas en concurso real.

 

La representante del Ministerio Público Fiscal consideró que los dos años de prisión efectiva constituyen una pena “razonable y adecuada”, que se ajusta a los lineamientos del artículo 41 del Código Penal. En este punto se refirió a la naturaleza del hecho (es  grave, peligroso y puso en riesgo a la víctima,a su acompañante y a terceros), a los motivos que llevaron al imputado a cometer el delito y a los antecedentes condenatorios. Gerez explicó que por estos motivos, la pena acordada se aleja del mínimo que prevé la escala penal.

El imputado aceptó la responsabilidad penal y la pena a cumplir. En tanto la víctima fue informada del acuerdo y participó de la audiencia.

La jueza de garantías a cargo a la audiencia homologó el acuerdo presentado por las partes y declaró al imputado culpable de los delitos abuso de arma y abuso de arma de fuego, ambos agravados por haber sido cometidos mediando violencia de género y contra quien se mantuvo una relación de pareja y amenazas simples, todos ellos en concurso real y en carácter de autor. Además dispuso una pena de dos años de prisión de cumplimiento efectivo.

Las partes renunciaron a los plazos de impugnación, por lo que el imputado comenzó a cumplir la condena de forma inmediata.

 

Cabe destacar el trabajo  y la celeridad con la que la fiscalía logró la declaración de culpabilidad y la condena desde que se cometió el hecho hasta el día de la audiencia.