21 Dic, 2020 por

«El Sueño del Pibe» la murga con más historia de nuestra ciudad cumplió sus 19 años

La Murga «El Sueño del Pibe» cumplió 19 años llevando todo el ritmo y la alegría que los caracteriza a las calles de nuestra ciudad. Desde Lacar Digital nos acercamos a conversar con Pablo y Débora ambos directores de esta murga quienes nos contaron la historia y como se perfilan a futuro.

 

El genero musical «murga» tiene sus orígenes en España y fue altamente popularizado en muchos países de América Latina casi de inmediato. En Argentina, con fines turísticos y organizativos cada mes de febrero se dedica un fin de semana entero a la celebración del carnaval donde cientos de murgas se presentan con toda su magia.

En esta oportunidad y pensando a la nueva realidad en la que estamos, se duda de que pueda existir esta característica celebración del carnaval. Sin embargo, en nuestra ciudad los músicos y bailarines de estas organizaciones continúan ensayando y en está oportunidad tuvimos la posibilidad de entrevistar a la murga más longeva de la ciudad y charlar con sus referentes.

Mientras que de fondo resuenan los platillos y bombos tocando el característico ritmo de murga y se observa a las chicas de azul y verde bailando al ritmo, Pablo y Débora ambos directores del Sueño del Pibe se acercaron a hablar con Lacar Digital y nos contaron un poco de su historia e ideas a futuro.

«No recuerdo la fecha exacta, pero fue en diciembre del año 2001 cuando empezó a formarse esto que hoy es la murga» empezó contándonos Pablo, quien se desempeña como Director General y agregó «cuando éramos chicos había una murga que se llamaba El Rejunte, pero nosotros queríamos armar una que fuera propia. En ese momento estaba Rubén Pérez quien comenzó a idearla, mientras que nosotros que éramos re chiquitos tocábamos los baldes imitando los bombos. Y un día apareció Rubén con redoblantes y dijimos acá empieza la murga y el nombre que le vamos a poner tiene que ser «El Sueño del Pibe» porque nuestro mayor sueño era tener nuestra propia murga y ahí estaba comenzando».

Además del ritmo contagioso de este genero, el baile es una parte muy característica de cada murga. Por este motivo, hablamos con Débora quien -como Pablo- está desde la fundación de la murga y es su directora de baile. Ella nos cuenta que se capacitan constantemente y que dedican mucho tiempo al ensayo y preparación de todas sus presentaciones antes de un carvanal. «Constantemente estamos mirando videos, los recortamos y los ensayamos. Hoy por la situación y por el trabajo estamos un poco desorganizados con los tiempos pero cada uno tiene tanta pasión que cuando nos reunimos ya tenemos estudiados los pasos» expresó Débora.

Mientras conversábamos con los directores, los chicos y chicas ensayaban y se podía notar el gran compañerismo que se fue gestando después de tantos años juntos. Fue entonces cuando nos contaron que «Además de ser un espacio en que ensayamos, funcionamos como contención para muchos. Vuelvo a repetir, somos una gran familia, la gran familia murguera. Los problemas que tenemos los trabajamos entre todos, nos aconsejamos y nos apoyamos. El momento de la murga es un espacio en el que dejamos todo lo malo afuera y nos recargamos de buena energía y de risas que es el pilar por que estamos bailando, contagiar sonrisas y olvidarnos de todo lo que nos pasa» nos cuentan Débora y Pablo.

Llevar durante 19 años una organización autogestiva como esta no es nada fácil, han tenido contra tiempos y discusiones sin embargo los han sobresaltado y aún siguen adelante. «Lamentablemente no contamos con un espacio físico para ensayar, los que teníamos nos cerraron las puertas y más aún cuando empezó la pandemia. Habíamos conseguido un gimnasio hace un mes, pero ya empezaron los días lindos así que preferimos ensayar al aire libre, en las plazas. Y desafortunadamente no recibimos ninguna ayuda para llevar adelante nuestros viajes ni nuestras presentaciones. Todo sale de nuestros bolsillos, la plata para los viajes, para el vestuario, para absolutamente todo. Como quienes dirigimos somos adultos, muchas personas creen que podemos solos pero siempre necesitamos una mano» expresó Débora.

«Que hoy podamos estar cumpliendo 19 años es merito de muchas personas, pero principalmente queremos agradecer a nuestras familias por el gran apoyo, ellas son quienes caminan al lado nuestro durante los carnavales, quienes nos dan una mano durante todo el año para que podamos seguir de pie» dijeron ambos directores a este diario.

Para cerrar, preguntamos si quienes tengan ganas de sumarse pueden hacerlo y ellos con la alegría que los caracteriza contestaron «estamos abiertos a todos lo que se quieran sumar, por ahora ensayamos los domingos a partir de las 17 horas. No hay edad para sumarse ¡invitamos a todos desde 2 años hasta los 100!».

Desde Lacar Digital les deseamos ¡feliz aniversario!