14 Jul, 2020 por

Entrevista con los Doctores Cabrera y Sáenz: ¿Cómo se controla a quienes vienen a la ciudad?

Lacar Digital consultó con Juan Cabrera y Nestor Sáenz, Director del Hospital Dr. Ramón Carrillo y Jefe de Zona Sanitaria 4 respectivamente cómo es el seguimiento de personas que ingresan a la ciudad. La tarea la realizan coordinados entre Policía del Neuquén, Gendarmería, Prefectura, Fiscalía  y Salud. Además hablamos sobre respiradores a disposición, camas en terapia intensiva, complejidad de nuestros centros de salud de la ciudad.

Ambos médicos, Cabrera y Sáenz con una gran experiencia como directivos de salud en la ciudad han motorizado diferentes protocolos en conjunto con el personal para lograr que San Martín de los Andes cuente con más camas preparadas  para recibir un brote de COVID , además de contar con los elementos y el recurso humano que esto requiere. Su trabajo da frutos ante diferentes situaciones que se atraviesan a diario en la localidad. Todo esto se realiza de manera coordinada entre organismos gubernamentales como Fuerzas de Seguridad, Justicia y Salud, todos debidamente informados de cómo llevar adelante distintas situaciones, tanto de prevención como de casos concretos donde se puedan dar positivos en la zona.

La pandemia hizo perder el enfoque que debería tener el área de salud habitualmente

«Se perdió el enfoque que debemos tener a toda el área de salud. La gente se guardó, se quedó en la casa, por lo tanto han disminuido las consultas comparado con otros años en la misma época. En algunos meses hemos llegado a un 70% de reducción de consultas, después al 50% , ahora estamos recuperando un poco, y hay mas consultas respecto a controles sanos» indicó el Dr. Néstor Saenz referido a la salud primaria.

Según indicaron ambos médicos a Lacar Digital «la gente ante la cuarentena y el temor, se ha guardado» lo que hace que disminuyan controles rutinarios de otras enfermedades, esto preocupa un poco ya que «son acciones concretas que si las dejamos en el tiempo pueden traer efectos después sobre la salud de las personas» aseguró el Dr. Saenz.

Además sostienen «A nivel mundial va  a haber un impacto negativo en la salud de las personas;  ya hay sociedades cardiológicas que están informando el aumento de infartados. Esto es porque el infartado es aquella persona que no llegó a tiempo a un servicio de salud» agrega Sáenz.

«En algún momento vamos a tener más casos»

Respecto a lo que la Pandemia demande, Cabrera fue claro «El hospital esta preparado para recibirlos normalmente. Al principio fue un ´prepárense para la guerra´ y nos preparamos para el peor escenario. Eso fue en Marzo – Abril, hoy ya estamos en Julio y hemos tenido por suerte nada mas que seis casos. Todos casos importados o por contactos estrechos de uno de esos casos. De esos seis lamentablemente uno falleció y los otros cinco evolucionaron bien  y no hubo inconvenientes».

«En algún momento vamos a tener mas casos, pero con todas estas precauciones que hemos tenido lo que hacemos es patear para adelante la cantidad de casos, y nosotros tendremos en lo que queda de Julio y Agosto los casos. Así como sucedió en Neuquén, Aluminé, en algún momento alguien va y se contagia, y a parte hay mucha gente que no se da cuenta que la enfermedad la tiene y la transmite» indicó Saenz.

«Este tiempo nos permitió prepararnos con equipamiento y personal que fue lo que nos permitió completar los depósitos de equipamiento, desde camisolines a elementos de alta complejidad. Terapia intensiva, la complejidad media y demás que se necesita para estos casos. Hoy con el convenio que se firmó con el ISSN de contar con el hotel para el alojamiento de personas positivas, que son leves pero no pueden cumplir con el tratamiento en su casa cubrimos todo el espectro de los casos posibles que podamos tener» expresó Cabrera.

«Esto permitió ganar tiempo a nivel local, provincial y nacional, para estar preparados ante la situación de presentación de casos como venimos viendo con estos seis casos que pudimos bloquear y manejar, fue un buen trabajo con esas familias que permitió que hoy no tengamos propagación de casos. Se hicieron las acciones correctamente» agregó.

Realmente cuántos respiradores hay en la ciudad, y cuántas camas en terapia intensiva?

El mito urbano es que hay x respiradores para x gente, sin embargo claramente Cabrera y Saenz explican a este diario que no es solo el respirador, se requiere de un equipo de trabajo coordinado y de agentes externos e internos a esa sala de terapia especialmente preparados. «Lo primero que hay que aclarar es que cuando hablamos de terapia intensiva es recurso humano, lo mas importante, básicamente tenes tres disciplinas: parte médica (médicos terapistas, especialistas en esto), enfermeros especializados y kinesiologos, también están los camilleros, técnicos de rayos, laboratorio y demás en el espectro de funciones que se requiere. Pero las tres personas mas afines son estos del principio. Terapista, enfermero y kinesiologo. Están 24hs alrededor del paciente» indicó.

«Después esta el equipamiento, la cama, que es muy especial, con controles eléctricos, con movilidades especificas, marcadores multiparamétricos que marcan presión arterial, concentración de oxígeno, gas en sangre, presión, saturación de la sangre, frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria etc.» agregó Sáenz.

Un virus que te hace bolsa el organismo

«El paciente con COVID es muy complejo, es un virus que te hace bolsa todo el organismo, ingresa por la parte respiratoria, pero también te puede producir una coagulación intravascular diseminada, un problema de coagulación, un problema de exceso de defensas, es realmente un tsunami dentro del organismo» dice Sáenz.

«Se requieren muchas drogas y demás elementos que mantengan los pulmones activos, una hemodiálisis, o sea una diálisis de emergencia con un montón de elementos que se le dan, iones, calcio, potasio, magnesio  y demás. (casos graves)» agrega a la explicación.

«El que llega a terapia es un paciente complejo, que hay que ir rotándolo para que la piel no se dañe, en fin, ese tipo de complejidad. Es para desmitificar lo de cuántos respiradores tenemos, no es la cantidad que tenemos, se requiere recurso humano, equipamiento y complejidad» agrega Saenz. «Si esos pacientes andan mal a los 5 o 10 días promedio fallecen. Si andan bien son 15 días utilizando estos equipamientos y recurso. No es que entra y se va de alta. Son pacientes complejos, que llevan tiempo, te hablo de promedios» dice Sáenz. «Hay pacientes que en una semana ya están y andan bien. Todo lo que tiene que ver con el «destete» para salir de esa terapia» Hay pacientes que están 40 o 50 días en un respirador también» agrega.

Clínica Chapelco y el Hospital lograron ser referencia en lo que el sistema neuquino de salud denomina Polo Sur

«Hoy nuestra localidad se definió como Polo Sur, a 480 km de Neuquén capital, entonces en el momento de tomar la decisión, hay una clínica con una terapia y entonces en esa clínica se le agregaron 4 camas a las 6 que habían, por lo que contamos con 10 camas para terapia intensiva en Clinica Chapelco acá en San Martín de los Andes. El Hospital local tiene 3 equipamientos para mantener también terapias, Y el de Junín y Villa tienen para uno» indica el Dr. Cabrera.

A modo de referencia nos agrega «el Hospital Dr. Castro Rendón de Neuquén capital tenía 8 camas de terapia intensiva y ahora tiene 32, esto fue lo que favoreció a la salud en esta pandemia, poder sumar. Trabajamos coordinados con Clínica Chapelco para lograr un objetivo que es la mejor prestación en casos específicos. Por eso somos un polo de referencia para la zona sur que presentamos en salud. Así pudimos lograr tener un mejoramiento para nuestros vecinos. Logramos hacer, en cuanto a lo edilicio, una habitación más para pacientes delicados con un mismo circuito de aire para terapia intensiva. Tenemos la tecnología que tiene Neuquén, no hay diferencia en eso, lo que cambia es el volumen. Sobre mas de 300 casos activos en la provincia solo 14 están en terapia intensiva por COVID. Si hago esa relación nosotros tendríamos hoy en nuestra ciudad capacidad para 10 pacientes» explica para entender la relación.

Coordinados entre distintas Fuerzas de Seguridad, Justicia y Salud se tiene un estricto control de ingresos a la ciudad

«La idea es que hagamos una especie de corredor entre Villa la Angostura, San Martín y Junín de los Andes, ya que no tenemos casos. Si ingresan casos vendrán desde Neuquén Capital o Alto Valle, entrando por Junín o desde Bariloche por Villa la Angostura o por los pasos fronterizos de Chile, o Aluminé. Ahora esos brotes como el de Aluminé hay que ver como se controlan» explica Sáenz. «Tarde o temprano nos vamos a contagiar porque ningún ser humano tiene anticuerpos contra este tipo de virus, tenes dos formas de generar anticuerpos, o te enfermas o te ponen la vacuna. La vacuna está en experimentación, puede salir el año que viene, este año, pero eso es un ensayo, es para ver si realmente es aplicable en forma masiva y siempre pones en la alanza si es mejor la prevención que los efectos adversos de una vacuna y si realmente sirve» explica el Jefe de Zona Sanitaria IV.

«Es una cuestión de tiempo de una patología como la de las gripes donde mucha gente tiene muy poquitos síntomas o ninguno y sin embargo somos propensos a esa enfermedad. Es cuestión de tiempo, es el 5% de pacientes el que va a terapia. El resto tenes un 70% que ni se va a enterar y lo que nos queda en la mitad de la cuenta van a ser en formas leves, perder el gusto, olfato, dolor de garganta, hisopado positivo y listo. O tenes a los que les cuesta respirar y ese es el moderado con neumonia, la mayoría de esos pacientes van a ser leves por eso lo del Hotel de ISSN, y no pueden quedarse en su casa. El primer lugar de aislamiento es el domicilio de esa persona. Valorar eso de quedarse en sus casas es fundamental, nadie quiere estar 14 días en una habitación aislado» agregó.

Llegan desde distintos lugares todo el tiempo

Tanto estudiantes como gente que vuelve a la ciudad desde distintos lugares han ido llegando desde el comienzo de esta pandemia a hoy, todo el tiempo se producen arribos controlados que requieren de mucha responsabilidad de ambas partes, tanto las que controlan como las que son controladas.

«Fomentamos que cada uno que esta fuera de nuestra ciudad vuelva, es fundamental que este momento lo atraviesen juntos en familia. Se cumple con un protocolo, es cotidiano, hay muchas personas que están llegando, o tienen sus permisos para circular y hacen sus cuarentenas» indica el Dr. Cabrera.

El procedimiento funciona sacando el permiso de circulación, que es muy específico en cuanto a qué va cada uno de la familia  a hacer a cada ciudad. Una vez obtenido el permiso se puede circular atravesando diferentes controles. En el caso de Junín de los Andes se firma un acta y se le da a quien viaja hasta nuestra ciudad un tiempo de no mas de 40 minutos para llegar a destino. En la declaración jurada que se llena debe estar indicado el domicilio donde se harán los 14 días de aislamiento estricto. Allí asisten los controles policiales o de salud a verificar semanalmente su presencia y que se cumpla el protocolo.

«Hay que destacar lo que hace Gendarmería Nacional, Policía Federal, Provincial , PSA, Prefectura que hacen los controles rigurosos de quienes entran, dónde van, se los acompaña muchas veces hasta esos domicilios. Los controles se colocan tanto en Junín como en Meliquina y en Villa La Angostura. Esos tres controles se realizan con datos para los hospitales de Villa, Junín y San Martín para trabajar los controles. El fin de semana pasada habían 240 personas en aislamiento» indicó Cabrera.

El seguimiento

«Hay distintos métodos, son variados, son tantos domicilios para visitar que interviene Fiscalía haciendo llamados telefónicos, se les pregunta por cada uno de los que están en el acta policial firmado en el control. Se corrobora uno por uno, tienen visitas de las Fuerzas de Seguridad que van a cada casa a preguntar si están allí. Salud que llama por teléfono o pasa a visitarlos médicamente, esto es a tomar la fiebre por ejemplo. Cada uno tiene la obligación de avisar si le pasa algo o tiene algún síntoma» agrega Saénz.

Salud tiene cinco médicos abocados a esta tarea que es generalmente acompañada por efectivos de las Fuerzas de Seguridad.

 

Actividades habilitadas

Sobre habilitaciones en la actualidad de diferentes actividades ambos médicos son claros: «Es fundamental que los lugares tengan control de quien ingresa y sale de cada actividad. Hay que revisar en caso de tener síntomas toda la historia de esa gente que asistió al lugar, eso es lo que pedimos para poder controlar y bloquear cualquier caso». Se está cumpliendo y funciona.

La vuelta a clases y el turismo

Sobre el posible regreso a clases indicaron «Se pueden dar casos en todas las actividades, el tema es qué mecanismo se usa para bloquear.  Si tenemos la información y las acciones de protocolo se puede bloquear un caso o bloquear la propagación masiva. Cualquier actividad se puede protocolizar, algunas menos probables que otras para contagiarse» respecto a deportes por ejemplo.

«Nosotros fuimos consultados para realizar distintas actividades y propusimos protocolos. Lo mismo pasaría en las escuelas o en complejos turísticos. Por ejemplo, viene alguien de Córdoba, llega en un avión, está en un hotel, con todos los controles, no debería haber problema» indica Cabrera, en caso de que lo hubiese se tiene la historia clínica y movimientos de ese turista.

Respecto al turismo local por ejemplo «si comenzaran  a implementarlo donde no hay casos, con ciudades sin casos, es distinto a abrir a otras localidades como Buenos Aires, Neuquen o ciudades con casos en circulación comunitaria. No es cuestión solo de protocolo, es un compromiso social de cada uno. Todos debemos construir salud. Todos tenemos la responsabilidad» agrega Saenz.

Además reflexiona «la pandemia nos puso en jaque nuestras libertades. Hay que ser responsables para no volver a fases anteriores».

«Hay que pensar que si no cumplís con las premisas del distanciamiento social, el tapabocas y el lavado de manos en forma frecuente no estamos cumpliendo con lo básico» dijo el Dr. Cabrera.

«Hemos pasado cenizas, temblores, tragedias grandes en el pueblo creo que nos sentimos muy cerca de la comunidad, nunca pensas que puede pasar esto pero uno se prepara, lo lee, lo espera, lo estudiamos en libros y siempre las acciones son las mismas. Tenemos la suerte de desarrollar estas acciones en un lugar donde tenemos el acompañamiento de la localidad, los elementos y demás condiciones que lo hacen grato. Jamas se nos había ocurrido pasar algo así» indican.

Foto Archivo: Lacar Digital