3 Feb, 2021 por

Esperan que mejoren los números para poder habilitar el paso Cardenal Samoré

La directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, informó que por el momento no se pude permitir la llegada de turismo procedente de Chile, y explicó que «si todo fluye lo primero que se habilitará es el tránsito habitual fronterizo, lo estamos pensando y evaluando, pero necesitamos que mejoren los números para implementarlo».

 

Carignano comentó que aún no hay novedades respecto a permitir el ingreso de turistas chilenos en febrero. Por el momento está prohibido el ingreso de extranjeros salvo por cuestiones laborales, de salud o reunificación familiar.

Recordó que a fines de noviembre hubo una prueba piloto porque los números acompañaban, pero «lamentablemente hubo un rebrote que por suerte parece que los números ahora van bajando. Eso hizo que el presidente tomara medidas y se suspendió la prueba piloto además de cerrar la frontera terrestre. Los 237 pasos están cerrados para el ingreso a la Argentina».

Explicó que de este modo los argentinos pueden salir pero deben saber que si salen por un paso terrestre no podrán regresar por el mismo lugar, porque el único lugar habilitado es el aeropuerto de Ezeiza. Se debe firmar una declaración jurada en la frontera donde uno se hace responsable económica y sanitariamente sabiendo que está saliendo en pandemia y no se podrá regresar al país por ese paso.

Insistió en que los pasos están cerrados, «no podemos prohibirle a los argentinos que salgan, pero podemos decirle que el corredor seguro es el aeropuerto internacional de Ezeiza».

De todos modos expresó que «lo ideal en este contexto es no salir, diferir los viajes que no sean estrictamente importantes».  Agregó que «todos los países están poniendo medidas extremas para que se entienda que el virus circula con la gente, ni hablar de salir al exterior, donde hay cepas que todavía no están en la Argentina».

Finalmente ante la consulta, la funcionaria aclaró que para salir del país sólo se requiere una declaración jurada pero al salir no se puede subir al avión sin PCR y se deben realizar siete días de cuarentena obligatoria. Es responsabilidad de cada provincia controlar si se cumple o no con esa medida. «Lo que menos queremos es que ingrese una nueva cepa y la situación se descontrole, nuestra vida necesita volver a una cierta normalidad y para eso nos tenemos que cuidar, los viajes de placer pueden esperar», concluyó. (B2000)