7 Sep, 2020 por

Estafó por más de 800 mil pesos y lo declararon responsable penal por el delito de hurto

Se trata de un ex empleado, quien fue declarado responsable penal por el delito de hurto simple en el primer juicio llevado a cabo en la ciudad bajo protocolo Covid-19.

Por pedido del fiscal del caso Maximiliano Bagnat, fue declarado responsable penal por el delito de hurto simple durante el primer juicio realizado en la ciudad de San Martín de los Andes bajo el protocolo sanitario por la pandemia de COVID-19.

El hecho ocurrió en San Martín de los Andes, entre abril del 2016 y septiembre de 2018, y según indicaron desde el Ministerio Público Fiscal, la teoría que presentó el fiscal Bagnat fue que «el imputado, quien se desempeñaba como empleado de la Cooperativa, defraudó los intereses de la misma con un perjuicio patrimonial de aproximadamente $886.561,51 mediante la venta de entradas para espectáculos cinematográficos en forma continua, reiterada y sistemática».

Según detallaron «La maniobra consistió en efectuar un aparente reembolso de entradas canceladas, con una frecuencia diaria y a través del sistema informático de la entidad, de las cuales no adjuntaba los tickets de reembolso que se emiten como consecuencia de ello, ni ingresaba la suma de dinero».

Para evitar diferencias con el número real de espectadores en la sala, el acusado emitía boletos gratuitos a efectos de “burlar un eventual control por parte del ente auditor INCAA”, describió Bagnat.

Finalmente, la maniobra fue advertida por responsables de la cooperativa.

En el alegato de apertura el fiscal del caso solicitó que el acusado sea declarado culpable por el delito de hurto simple perpetrado en forma continua, reiterada y sistemática en calidad de autor (Artículo 162 y 45 del Código Penal).

Al comenzar la investigación, en octubre del año pasado, el acusado había sido imputado por el delito de estafa, pero luego de reunir más información, en el mes de marzo los cargos fueron reformulados y se le atribuyó el delito de hurto simple.

Tras la producción de pruebas, la declaración de los testigos y los alegatos de clausura de las partes, el juez de garantías que intervino en el juicio resolvió declarar al ex empleado autor penalmente responsable del delito de hurto en la modalidad de delito continuado.

A partir de la resolución las partes tendrán cinco días para presentar las pruebas que posteriormente serán admitidas o no para la audiencia de cesura en la que se determinará la pena.

Por su parte, la Oficina Judicial deberá fijar fecha y hora de la audiencia en la cual se va a discutir la pena que deberá cumplir el imputado.

El juicio se desarrolló durante tres días. Fue el primero que se realizó en la Cuarta Circunscripción Judicial bajo el protocolo sanitario elaborado por el Poder Judicial tras la pandemia de COVID-19.