26 Dic, 2020 por

«Este conflicto no es de ahora tiene sus varios años» dijo Carlos Curruhuinca Lonco Filosófico de la Comunidad

El pasado 23 de Diciembre se vivieron momento de extrema tensión en el paraje Pil Pil luego de que la Familia Casanova resistiera a la colocación de alambre y postes sobre un sector del territorio que habitan desde 1906. Allí pobladores del lugar se enfrentaron contra la Comunidad Curruhuinca que llegó hasta el lugar para reclamar lo que aseguran les pertenece desde antes de habitado.

 

En diálogo con Lacar Digital Carlos Curruhuinca, Lonco Filosófico de la Comunidad aseguró: «Este conflicto no es de ahora tiene ya sus varios años, tiene muchos años. Tal como dice la familia Casanova tiene 106 años. Y existen datos de que la comunidad Curruhuinca está acá desde 1984, desde la expedición del desierto. Donde los lideres tomaron contacto con Bartolomé Curruhuinca, quien es nuestro tronco familiar. Y obviamente en la fundación de San Martín de los Andes, nuestro Lonco Bartolome fue parte junto con su hijo Abel Curruhuinca quien fue el que trajo a los abuelos o bisabuelos de esta familia y una de ellos es Rosaura Casanova. La familia Casanova es de origen chilena y vinieron como empleados y los instalaron en la población «intermedia» que está a mano izquierda que es la primera población y su población original en estos 106 años que ellos dicen que tienen acá» indicó.

Además Curruhuinca dijo: «Cuando en 1937 se instala el Parque Nacional acá mi abuelo pide el desalojo de esta familia, porque lógicamente ellos no son de la comunidad. Los Casanova en algún momento trabajaron para los Curruhuinca, sembraban trigo, avena y papas. Eran como empleados de la comunidad. No es que se les cedió un lote, solamente se les dio ese espacio para que vivan con sus familias y en el momento en que se los quiso sacar no se quisieron ir. Y el Estado Nacional a través de Parques tiene mucha responsabilidad en esto porque nosotros a lo largo de 150 años que tenemos en este lugar siempre reclamamos la tenencia y la titularidad del lugar que ocuparon nuestros abuelos y nunca quedó clara la situación de la Familia Casanova. Ellos se re-afirman en el reconocimiento que Parques les hace al cobrarle el pastaje. Cuando se hizo el título de propiedad no se deslindó esa parte, no se los re-ubicó a ellos como pasa con otras familias de la comunidad. El Estado los tendría que haber re-ubicado para evitar todo esto» aseguró.

El titulo de propiedad que se pudo efectivizar recién en 1994

Tal como se mencionó el pasado 23 de Diciembre en el sector en conflicto la situación que explicar a Lacar Digital la Comunidad Curruhuinca es la siguiente: «Hubo un juicio de por medio, una vez que la comunidad Curruhuinca obtiene el titulo de propiedad en el año 1994 que nos lo entregó el Dr. Carlos Menem quien era el presidente en aquel momento. Fuimos el 19 de Julio de 1996 y obviamente habla de todos los lotes pero lógicamente la Familia Casanova no estaba deslindada de este, es decir, nos entregan un lote con una familia adentro. Ellos no reclamaron en ningún momento, no hicieron ninguna gestión a nivel Nacional como nosotros. Nosotros tenemos fotos y notas donde reclamamos los territorios y según la Constitución Nacional somos preexistentes al Estado Argentino pero ahora resulta que les tenemos que pedir permiso a ellos ¡no!, entonces ¿nosotros no somos preexisten a ellos tampoco? Cuando a Bartolomé Curruhuinca el Ejercito Argentino lo somete de alguna manera él jamás dijo que estaba con un Casanova al lado» asegura.

«Entonces, uno entiende como que ellos quieren tener más derecho que nosotros que tenemos 150 años y ellos 106. Desde que el Estado Argentino empezó a tener posesión de esto, ya existían ancestros de Bartolomé Curruhuinca habitando el lugar. Entonces ellos ahora deben hacerse cargo de la situación que en aquel momento no resolvieron. Hay un caso extrajudicial de algún momento que decía que ellos debían quedarse habitando el único lugar que tienen cerrado y solo eso nada más y que hasta el año 95/96 solo tenían una población pero después se fueron expandiendo y, tras el juicio, había que ocupar el espacio territorial y bueno hoy ese espacio de 24 hectareas les queda chico. Que en realidad de alguna manera son nuestras, de la Comunidad Curruhuinca» agregó el Lonco.

Asimismo, retomando la situación judicial en que estas tierras se encuentran el Lonco de la Comunidad expresó: «No, un juicio caduca a los 10 años y nosotros lo iniciamos en el 99/2000 y el juicio caducó».

Toma de decisiones, actores y definición

El día miércoles en el lugar se hicieron presentes -además de las Familias- Parque Nacional y la Policia de la Provincia quienes intentaron detener y apaciguar el avance del cercado pero no tuvieron éxito. Tras preguntar al Lonco Filosofico por este hecho él contestó «Parques Nacionales ocupa un lugar de mediador. Parques es la autoridad jurídica de todo el Parque Nacional Lanín y del espacio que ocupamos ambas partes. Además tienen que hacerse cargo de que Salvador Bellido quien -delante de las dos partes- declaró que el quiere asumir la parte de que la no re-ubicación y que la falta de dialogo es, en parte, culpa de ellos. Fue un error judicializar esta cuestión, si hace 15 ó 20 años atrás quizá se lo hubieran planteando -de forma conjunta- la Familia Casanova con la Comunidad Curruhuinca hoy no estaríamos atravesando este conflicto. Y la definición de nuestra comunidad es quedarnos acá. No esperar más a que se nos den nuestros derechos. El problema lo tiene la familia Casanova» expresó Curruhuinca.

Posible corte del suministro de agua

Lacar Digital también pudo conversar con la Familia Casanova, quienes habían expresado su enorme preocupación por la posible existencia de un corte en el suministro de agua -recurso altamente necesario -y, expresaron a este diario «no tener más acceso al control del agua que ahora se encuentra pasando la tranquera». En respuesta a esta problemática Carlos Curruhuinca contó: «No se les prohíbe el paso, pueden ir a verificar su agua. Quedó todo en un acta. Ese tema salio porque ellos dicen que son dueños de todo este espacio. Nosotros tanto como Parques no tenemos que pedirles permiso a ellos, accionamos con todo el derecho que nos compete como Comunidad. La condición es que por cualquier cosa, dos «peñis» (hermano en mapudungun) de acá los puedan acompañar para ver el agua. Y ya se hizo de hecho, entonces no se les prohíbe» dijo el Lonco.

¿Como continuará la situación hasta el día lunes?

Tras un acuerdo entre ambas partes, el día lunes mediarán con visperas de alcanzar un acuerdo. Por lo que la Comunidad Curruhuinca y la Familia Casanova se encontrarán en dialogo para poder resolver el conflicto que hoy los enfrenta de cierta manera. Para profundizar en esta problemática desde Lacar Digital consultamos al Lonco Filosófico ¿como seguirá la situación hasta el día lunes? y este expresó «Ellos ahora tienen libre acceso hasta su población, el alambrado que colocamos les está marcando el limite para que sepan que hasta ahí pueden avanzar. Pero no podemos estar nosotros en una situación indefinida ni ellos tampoco por el bien de las dos partes. Nosotros de acá no nos vamos a mover ni ellos tampoco. Y no queremos que se vayan ni sacarlos de ahí. El lugar que ocupan actualmente es el que les va a quedar. Todo lo que tienen cerrado es de ellos. Ellos tienen muchos años, no podemos sacarlos. Hay que ser razonables» expresó.

Por otro lado, agregó: «Nosotros no los llamamos a vivir ahí, ellos vinieron a poblar. Y si hoy tienen problemas de agua, de luz y de leña es su problema, nosotros prevemos todas las situaciones. Si te vas a vivir a algún lado vos tenes que estar seguro del acceso a los servicios, en el caso de nuestra comunidad eso es asunto del Lonco y en el caso de ellos, ellos lo tendrían que haber pensado. Si no tienen más espacio para vivir ahí adentro no es tema nuestro» dijo a Lacar Digital Curruhuinca.

La historia sobre la lucha por las tierras y el desplazamiento del pueblo Mapuche

Para cerrar nuestra charla el Lonco de la Comunidad Mapuche Curruhuinca nos contó sobre la situación general que se ha vivido por parte del pueblo Mapuche y la discriminación y desplazamiento del que se sienten aún parte. El Lonco dijo: «Ellos pusieron la bandera argentina en cada casa, para nosotros eso es una provocación de alguna manera, porque aunque ellos estén ahí adentro esas tierras siguen siendo territorio nuestro. Nosotros lo sentimos así, al igual que Villa Quila Quina y cada espacio que nos sacaron, lo sentimos nuestro aunque no lo estemos ocupando. Así como San Martín de los Andes que fue nuestro territorio y ¿que les vamos a decir a los sanmartinenses? ¿que se vayan?» resaltó.

«Ellos tienen un territorio donde vivir gracias a la lucha nuestra o sino que presenten un papel donde fueron a hablar con algún gobierno por la situación territorial de ellos o de todo lo que están reclamando. Nosotros tenemos titulo de propiedad que fue decisión del Senado de la Nación en base a los reconocimientos que tienen los pueblos originarios» expresó el Lonco.

«Son las nuevas familias las que están queriendo avasallar los limites. Pero antes los viejos no daban un paso sin hablar con los Loncos. Es más el agua que ellos dicen, tiene que estar dentro de nuestro espacio territorial y tiene el aval del Lonco, es decir ellos tienen que hacer una solicitud para que el Lonco les habilite el servicio. Y si fueran dueños ¿por que piden permiso? Ellos no son mapuches, no pertenecen a ninguna comunidad» dijo Curruhuinca.

«Cuando la policía nos pidió que paremos el alambrado no lo hicimos porque estamos hartos de esta situación. Cuando Parques Nacionales a través de su Presidente vende un complejo de cabañas que es donde ahora está «Paihuen» ahí entramos en negociación. El Estado a través de su error administrativo de alguna manera nos recompensó y nos pasaron luz eléctrica. Gracias a esa lucha ellos tiene luz y nadie los molesta. Nosotros tuvimos luz eléctrica y un plan de viviendas de 50 viviendas que son las primeras casas que hizo el Estado Nacional acá por lo perjudicados que salimos con la venta de Paihuen. Ellos quieren vivir acá porque tienen todos los servicios. Pero estaría bueno que ellos hagan su gestión y que luchen como lo han hecho nuestros abuelos…» cerró el Lonco Filosofico Carlos Curruhuinca.