16 Jul, 2020 por

Estudios de impacto revelaron que en menos de tres meses podrían quebrar el 75% de los establecimientos hoteleros y gastronómicos

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) difundió los resultados de las dos encuestas conducidas por la consultora INVECQ durante los meses de junio y julio del corriente año, en las que midió el impacto del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) a causa del COVID-19 en nuestra actividad, y sus repercusiones económicas durante los meses de abril, mayo y junio con cierta proyección al mes en curso.

La crisis económica y sanitaria dejó en jaque a uno de los principales sectores económicos del país, y de esta región en particular, en la cual una gran cantidad de familias viven del turismo.

Con este panorama, y de continuar las restricciónes, la encuesta prevé el cierre del 75% de los alojamientos en menos de 3 meses.

«En cuanto a los alojamientos, la caída promedio de la actividad económica en junio fue de 94,9%, mientras que en el relevamiento anterior (realizado a principios de junio) se esperaba que fuera de 79,6%», detalló INVECQ en los resultados.

Y remarcó que «en ese sentido, para el mes de julio el panorama no mostraría una mejora significativa, y esto llevaría a la quiebra al 75% del total de alojamientos en un lapso promedio ponderado de 2,9 meses».

Menos de un cuarto de los comercios pudieron cubrir el sueldo de los empleados.

«La consulta arrojó que solo el 23% de los establecimientos pudo realizar el pago de salarios del mes de junio en su totalidad, y de ese total, el 80% solicitó el Programa ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción)», explicó la encuestadora.

Por su parte, los gastronómicos, esperaban resultados más favorable. En cambio la consultora especificó que la caída fue superior a la esperada.

«En cuanto al rubro gastronómico – informaron – la caída promedio de la actividad económica en junio fue en promedio de 80,2%, mientras que en el relevamiento anterior (realizado a principios de junio) se esperaba que fuera de 73,4%».

Se esperaba que «para el mes de julio, el panorama mostraría una leve mejora y la caída se posicionaría en torno a una caída del 75,7%, situación que llevaría a la quiebra al 74% del total de alojamientos en un lapso promedio ponderado de 2,5 meses».

Salarios

Casi el 80% no pudo realizar el pago de los sueldo, y en el caso de los que pudieron hacerlo, tuvieron que recurrir a la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP)

En cuanto a salarios, solo el 21% de los establecimientos pudo realizar el pago del mes de junio en su totalidad, y de este total, el 86% solicitó el Programa ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción).

Informe completo: ESTUDIO DE IMPACTO SECTORIAL – FEHGRA