30 Sep, 2021 por

Femicidio de Guadalupe: la fiscalía dijo que el exjuez Videla no fue negligente en su intervención

Guadalupe Curual había denunciado a su ex, Bautista Quintriqueo, por varios hechos de violencia de género y por amenazas y Videla era el juez de Villa La Angostura. Poco tiempo después la mató.

La fiscal Carolina Mauri, que está a cargo de la Unidad de Violencia de Género y Doméstica, resolvió que el ex juez Jorge Videla de Villa La Angostura no actuó de manera negligente ante las denuncias por situaciones de violencia de género realizadas por Guadalupe Curual contra Juan Bautista Quintriqueo, antes de que él la asesinara el 23 de febrero de este año.

Videla fue denunciado por no haber tomado las medidas necesarias para salvaguardar la integridad física de Guadalupe, quien finalmente fue víctima de un femicidio a manos de su ex pareja. Una semana después del femicidio, el juez renunció. En tanto la familia de la víctima como también la ministra nacional de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, pidieron a la fiscalía que investigara posibles omisiones de los funcionarios que actuaron y que constituyeran un delito penal. Pero fiscal Mauri desestimó dichos planteos.

El abogado querellante de la familia Cural, Marcelo Hertzriken Velasco manifestó su indignación por lo resuelto por la fiscal en relación al ex juez. «La resolución es una vergüenza y evidencia una falta total de perspectiva de género», aseguró, aunque admitió que no lo agarró por sorpresa. «Es un disparate jurídico, pero es una muestra palmaria de que se trató de una decisión tomada de antemano. Una decisión de no investigar, no formular cargos, no imputar», agregó.

También criticó a la fiscal porque «en siete meses no impulsó ninguna medida, no propuso ninguna medida de prueba, no se avino a recibir a los familiares de la víctima, no nos dejó ser parte como querellantes y nos terminamos enterando de la resolución por los diarios».

Mauri evaluó que las decisiones adoptadas por el ex juez no constituyeron en ningún caso un delito penal y que “la elección que el juez hizo de las medidas aplicadas en primer término y de las que aplicó luego, al ampliarlas, tuvieron vinculación con las necesidades de Guadalupe, relacionadas principalmente con el cuidado de su hija”. Consideró que no es posible sostener que “por haber realizado la elección de ciertas medidas, y no de otras, la conducta del magistrado denunciado quede encuadrada en un incumplimiento a sus deberes como funcionario judicial”.

La fiscal aclaró que “no poder establecer la comisión de un delito en el accionar de quienes intervinieron en el marco del caso judicial de Guadalupe Curual, y, en consecuencia su responsabilidad penal, no implica en modo alguno que deban descartase de plano responsabilidades administrativas o civiles” y que “corresponde sean investigadas y determinadas en otros ámbitos”.

Para Hertzriken Velasco, «estos argumentos son solo para la tribuna; pero para la tribuna de adentro. Esa tribuna interna en la que están los que protegen la fuente laboral de los magistrados y funcionarios. Muchos sueldos de 500 mil pesos, pero poca contracción al trabajo».

Guadalupe había denunciado varios hechos de violencia de género y seis especialistas de tres organismos distintos habían dado crédito del «alto riesgo» al que se enfrentaba a diario Guadalupe, más luego de que Quintriqueo la hubiese amenazado con un arma blanca. Al poco tiempo, en pleno centro de Villa La Angostura, la asesinó de una puñalada en el tórax.

Fuente: Lm Neuquén