29 Jun, 2021 por

Imputado y detenido con prisión preventiva por abuso sexual, lesiones y coacción.

Un hombre fue imputado por los delitos de abuso sexual, privación ilegítima de la libertad, coacción, lesiones e incumplimiento de una orden judicial por distintos hechos que cometió en contra de su expareja en la ciudad de San Martín de los Andes. Quedó detenido con prisión preventiva por un plazo de cuatro meses.

Foto: Marcela Barrientos

La asistente letrada Inés Gerez imputó hoy a un hombre por los delitos de abuso sexual, privación ilegítima de la libertad, coacción, lesiones e incumplimiento de una orden judicial por distintos hechos que cometió en contra de su expareja en la ciudad de San Martín de los Andes. Además, pidió que quede detenido con prisión preventiva por existir riesgo de que entorpezca la investigación y riesgo para la integridad de la víctima.

Según lo informado, el primer hecho ocurrió el pasado 9 de mayo alrededor de la medianoche. El imputado pasó a buscar a la mujer, que en ese momento era su pareja y fueron a la casa de él. Ingresaron al dormitorio y comenzó a agredirla verbalmente. Luego la víctima se durmió y  despertó cuando el acusado cometía el abuso sexual.

Por la mañana, ella intentó irse de la vivienda y el imputado la impidió. También trató de buscar ayuda usando su teléfono celular, algo que el acusado no le permitió. Horas más tarde, la agredió físicamente, la amenazó con un cuchillo y finalmente ella logró que otra persona que estaba en la casa, interviniera para ayudarla, realizó un llamado a una familiar y así pudo irse de la casa.

 El otro hecho ocurrió el 22 de mayo. El acusado llamó por teléfono de forma reiterada a la víctima para hablar sobre lo ocurrido previamente y acordaron encontrarse al día siguiente en la plaza Sarmiento de la ciudad. Como ella no concurrió, a las 12:30 aproximadamente, él la interceptó en la calle, cerca de una estación de servicio, y comenzó a insultarla y amenazarla. 

De este modo incumplió la orden de un juzgado de familia que le impedía acercarse a menos de 300 metros de la víctima, como así también realizar actos de perturbación, intimidación y/o violencia directa o indirectamente.

Por último, se le imputó que el 26 de junio, a la 1:20 de la madrugada, difundió imágenes íntimas de su expareja a través de Instagram. “De esta manera, además de extorsionar a la víctima con la modalidad de porno venganza o sextorsion, volvió a incumplir las medidas cautelares dispuestas en el juzgado de Familia de la IV Circunscripción Judicial”, planteó la asistente letrada.

 Los delitos que la representante del Ministerio Público Fiscal le atribuyó fueron abuso sexual agravado por haber mediado acceso carnal; privación ilegítima de la libertad agravada por haber sido cometida mediando violencia; coacción simple tres hechos; coacción agravada por el uso de armas dos hechos; lesiones leves agravadas por haber sido cometidas mediando violencia de género y contra quien se mantuvo y una relación de pareja; desobediencia a una orden judicial; coacción en concurso ideal con desobediencia a una orden judicial. Todos, en concurso real y en calidad de autor.

 Como medida cautelar pidió que el imputado quede detenido con prisión preventiva por un plazo de cuatro meses, argumentando que existe riesgo de que entorpezca la investigación y riesgo para la integridad de la víctima.

 El juez de garantías que dirigió la audiencia avaló la formulación de cargos y el pedido de prisión preventiva. En tanto el plazo de investigación fue fijado en cuatro meses.