5 Ago, 2020 por

Inseguridad: Preocupación de vecinos en Barrio la Cascada

Sin luminarias y presencia policial los vecinos denuncian que «la zona está liberada.»

Vanesa vive en la Cascada desde hace 7 años y, mientras vamos al encuentro del resto de los vecinos, le confió a Lacar Digital: «no puedo dormir a la noche, estoy pendiente todo el tiempo de los ruidos.»

Pero no es la única, llegamos a una esquina de Miciu donde nos espera el resto de los vecinos, todos están notoriamente preocupados por la situación y comienzan a relatar sus experiencias.

Foto Lacar Digital

«Entraron a casa de noche mientras dormíamos en el piso de arriba» contó Cinthia y agregó, «aflojaron las luces de atrás y se refugiaron en el ruido de la lluvia contra el techo de chapa.»

Una vecina que vive del otro lado del arroyo fue testigo de lo que ocurría y pudo ver la camioneta en la que los ladrones se llevaron las cosas de esta familia, dato que aportó a la policía «que ya sabía quienes eran y hasta donde viven.»

«Hasta la mochilita del jardín se llevaron», contó entre preocupada e indignada, «en el cuaderno estaban todos mis datos, nombre, apellido, dirección y teléfono. Además, usaron una caja que tenía con cosas de los chicos para vaciarme la heladera, se llevaron los documentos y tarjetas de mi marido y con eso crearon billeteras virtuales y vaciaron las cuentas.»

Espacio verde Foto Lacar Digital

«No les alcanzó con lo que se llevaron, nos siguen jodiendo y nadie hace nada», aseguró.

Todos coinciden en que los hechos de inseguridad son consecuencia directa de la falta de iluminación, la ausencia de personal policial y el espacio verde devenido en baldío.

«Nos cansamos de las promesas de campaña y de la respuesta de la policía», aseguraron. «La única solución que nos dan es que hagamos guardia y nos cuidemos entre nosotros, hace noches que no podemos dormir.»

Mientras recorremos el barrio, le cuentan a este diario, que hace tres años que reclaman que un camión derribó una luminaria y «nadie se hace cargo, queremos que Saloniti nos escuche, que nos de una respuesta, ya nos cansamos de ver que inauguren las luminarias de la costanera.»

Espacio verde Foto Lacar Digital

Llegan más vecinos y más historias: «A mí me cortaron el alambrado», contó una conocida emprendedora que vive allí. «A mí me rompieron el picaporte pero no pudieron entran», contó otra. «En casa nos salvamos de que entren por el perro que es grandote» sigue otra familia y así se multiplican los relatos.

Entre todos armaron una carta para la junta vecinal solicitando que «de una vez por todas vuelvan a colocar la luminaria que tiró el camión del Corralón hace ya tres años» pero además, esperan que el mensaje llegue al intendente y los reciba o que se acerque al barrio para mostrarle en que condiciones está, «no hace falta que nos vea a los 20, podemos ir dos o tres, lo importante es que nos escuche», coinciden.

Antes de despedirnos recorremos el «espacio verde» que tanto los preocupa: «Es una nido esto. Entre la oscuridad, las ramas y pastos no se ve nada, es una desidia total», concluyeron.