3 Ago, 2020 por

La Comunidad Curruhuinca cortó el acceso al cerro Chapelco

Denunciaron que durante la jornada del domingo había ingresado mucha gente que no pertenece a la localidad.

La Comunidad Curruhuinca denunció que durante el día domingo ingresó a su territorio gente que no pertenece a San Martín de los Andes y por ese motivo cortaron el acceso al cerro Chapelco.

Los vehículos que llegaron hasta el lugar fueron controlados por el comando radioeléctrico y luego por la gente de la Comunidad que constató que las personas que ingresaran fueran residentes locales.

En este sentido, el comisario Daniel Castillo le explicó a Lacar Digital, que «Hay un grupo de personas que está cumpliendo los 14 días de aislamiento» y que «se los está visitando a diario con el personal de salud y aparte, tenemos un listado de esa gente que está en el puesto Roca, a la salida de San Martín de los Andes, y están con nombre, apellido y número de documento para evitar que esas personas incumplan con el aislamiento y no vayan al cerro»

Además contó que durante la jornada de ayer, domingo, una pareja proveniente de Plaza Huincul que llegó a la localidad hace menos de una semana intentaron subir al cerro y fueron interceptados por personal del control que luego de notificarlos, les retuvo el vehículo y acompañó al domicilio que declararon como actual vivienda.

Según el relató el comisario Castillo el día domingo «Personal del comando radioeléctrico informó que en el Puesto roca hay una pareja de médicos, con intensiones de dirigirse al Cerro Chapelco, corroborado los documentos nacional de identidad, surge que son de la localidad de Plaza Huincul y que habrían arribado a esta localidad hace cuatro días, y que eran sus intenciones de subir al Cerro Chapelco en su vehículo particular, sin poseer consigo ningún tipo de permiso de circulación relacionado al COVID-19»

En un principio la pareja había manifestado que, por ser médicos, estaban exceptuados para circular.

«Se identificaron como funcionarios de salud (médicos) aduciendo que por tal motivo habrían atravesando varios controles de seguridad según ellos, por considerarse empelados esenciales», detalló el comisario.

Debido a que ninguno está prestando servicios actualmente en un hospital que los habilite a circular «entre su localidad de origen y esta ciudad» no se les permitió el acceso al cerro y fueron puestos a disposición de la fiscalía.

Luego la pareja explicó que vinieron a la localidad para buscar trabajo y establecerse, «tanto laboral como domiciliariamente», y también indicaron que «estarían alquilando una vivienda en San Martín de los Andes presentando un contrato de locación de vivienda. Del mismo modo manifestaron que tampoco habrían sido notificados del aislamiento correspondiente».

A raíz de esto, el personal  se comunicó con la Fiscal de turno quien dispuso se proceda al secuestro vehicular, y «posterior notificación del art. 111° y 112° CPPPN, seguido de las actuaciones judiciales por infracción al articulo 205°»

Finalmente fueron «traslado a comisaría 23 y una vez notificados de las actuaciones trasladados al domicilio donde aluden residir para continuar con el aislamiento pertinente, y notificar a personal de la zona sanitaria IV para proceder con diligencias de control y que personal del comando radioeléctrico realice los correspondientes rondines diarios».