12 Ago, 2020 por

La Defensoría del Pueblo presentó un proyecto de viviendas transitorias

Se trata de un proyecto que crea un Sistema Municipal de Vivienda Transitoria (Simuvit), destinado a familias que se encuentran en situación de «desahucio o de relocalización sobrevenida por riesgo geológico inminente».

Generalmente, se recurre a una ayuda económica que no suele llegar a cubrir el valor de un alquiler y que depende de los fondos disponibles de la municipalidad, que además, cuenta con recursos escasos para resolver este tipo de situaciones.

Foto de la web ilustrativa

Desde la Defensoría del Pueblo explicaron que «las situaciones de desahucio por efecto de medidas judiciales es recurrente en la ciudad de San Martín de los Andes, en general como consecuencia perceptible de las dificultades económicas que padecen las familias más vulnerables económica y socialmente».

En este sentido, el Simuvit, trataría de dar una solución tangible a las familias que atraviesan situaciones críticas y que van más allá de una ayuda económica, sino que resuelve de forma inmediata el estado de vulnerabilidad en el que se encuentran.

«Tales circunstancias cuando involucran a menores como parte del núcleo familiar, imponen la participación de la Municipalidad de San Martín de los Andes en el marco de la aplicación de la Ley Provincial 2302 y el Convenio de Descentralización de las Políticas Sociales a Municipios», aseguraron desde la Defensoría.

Y agregaron que «en el plano local, es reducido cuando no magro el menú de opciones o herramientas que permitan afrontar tales acuciantes situaciones, en general limitadas a la procura de aportes económicos para alquileres de emergencia con fondos que salen del Presupuesto de la ciudad».

Lo que se busca es dar soluciones más concretas, entendiendo que los «recursos municipales, además, son escasos y las sumas disponibles por familia suelen estar lejos de los valores  de arrendamiento de una vivienda digna en el mercado».

Este proyecto «impone la búsqueda de mecanismos  más eficientes y, a la par y sobre todo, más en sintonía con los derechos vulnerados de las personas que por condición socioeconómica están impedidas de acceder a pagar alquileres y menos aún a comprar o construir vivienda a precios de plaza», aseguraron.

Para casos de este tenor, el Estado dispone de alternativas tales como la inscripción a planes de viviendas sociales, conforme sistemas de adjudicación por orden de prelación, pero ello conlleva los tiempos propios de la gestión administrativa y de la asignación presupuestaria de ingentes recursos destinados a la financiación de tales proyectos, ya sea en sus distintas modalidades llave en mano o autogestionarias.

El Sistema Municipal de Vivienda Transitoria contempla, también a las familias «en situación similar de vulnerabilidad y apremio, pero en este caso por la dinámica geomorfológica de San Martín de los Andes». Es decir, las familias que por no contar con una economía sólida que terminan ocupando zonas de riesgo por desprendimiento o deslaves.

Es por ello que ese lapso que media entre las soluciones definitivas de acceso a la vivienda social no siempre disponibles en el corto plazo, y la actualidad de las familias en situación de emergencia obliga al Estado municipal a prever medidas innovadoras, como las que se proponen en el presente proyecto de Ordenanza, cual es la creación del Sistema Municipal de Vivienda Transitoria.

Cabe aclarar que la intención del mismo no es dar soluciones habitacionales para las personas en desahucio o que deben abandonar sus viviendas por riesgo geológico inminente, ya que para ello existe normativa especial, por el contrario, «el objeto jurídico es la solución transitoria, a condición de que haya menores involucrados y, sin perjuicio de que en el tiempo en que se prolongue tal previsión (un año con extensión única e improrrogable de seis meses), los beneficiarios y la Administración procuren y arbitren los medios para que la situación de origen quede resuelta de manera satisfactoria y permanente».