23 Ene, 2022 por

Lucas Gómez: «en localidades que tienen tolerancia cero, la gente descree de los controles»

Preocupan las altas graduaciones alcohólicas registradas en localidades neuquinas del interior. Este sábado se realizó el operativo Alcoholemia Federal y los datos neuquinos revelaron una situación preocupante  en una de las ciudades de la provincia.

Agentes de Seguridad Vial y Policía de Neuquén fueron parte de la primera edición del 2022 del operativo Alcoholemia Federal que lanzó el Gobierno nacional y tuvo lugar durante este sábado, en distintos puntos del país, y una localidad de nuestra provincia preocupa a funcionarios.

Este testeo de alcoholemia masivo tuvo lugar en Villa la Angostura, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Las Ovejas, Andacollo, Senillosa, Añelo, Vista Alegre y la ciudad de Neuquén, y se realizó durante la madrugada y la tarde noche del sábado.

Según detalló el director provincial de Seguridad Vial, Lucas Gómez, en diálogo con LM Neuquén, se realizó un total de 700 controles, de los cuales 11 dieron positivo. Además, se secuestraron cuatro autos y se retuvieron siete licencias de conducir. El positivo registrado más alto tuvo lugar en Senillosa, con 2,98 gramos de alcohol por litro de sangre.

«La gente toma como algo habitual el control de alcoholemia y eso es gracias a que desde hace un tiempo los realizamos todas las semanas, no solo de noche sino también al mediodía y a la tarde. Es un forma de que estén integrados y que no sea algo únicamente de las noches de los fines de semana«, explicó Gómez.

Al respecto, el funcionario destacó que en los mediodías y las tardes neuquinas «no detectamos positivos», pero a la tarde noche «suele haber alguno». En ese sentido, volvió a referirse a Senillosa y aseguró que «es la localidad que registra los números más altos en graduación alcohólica».

Sin embargo, afirmó que los números de positivos están en baja: «En octubre empezamos a realizar más controles y desde entonces nos ocurre que hay días que terminamos el operativo y no tuvimos ninguna alcoholemia positiva. Es un dato alentador», comentó.

Por otro lado, Gómez se refirió a quienes manejan alcoholizados en las rutas, en el marco del operativo Pehuén, y dijo que muchos son turistas, oriundos del Alto Valle y del Valle Medio, de Córdoba y de Buenos Aires. Además, contó que los accidentes en rutas se dan en su mayoría por «arriesgadas maniobras de sobrepaso».

El funcionario indicó que Plaza Huincul, San Martín de los Andes y la ciudad de Neuquén son las zonas urbanas que tienen la mayor cantidad de accidentes por alcohol al volante. «Justo son tres localidades que tienen tolerancia cero, pero la gente descree de los controles», precisó.

El objetivo de este operativo federal, según indicaron desde Nación, es «controlar y disminuir la circulación de conductores en estado de ebriedad, concientizar sobre los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol y evitar siniestros viales».